Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

jueves, 23 de enero de 2014

Leñadores y Acarreadores de Agua… Los Ruso-Alemanes en el Ejército de Trabajo… por J. Otto Pohl (traducido por Jorge Bohn) (5ª parte)

MOVILIZACIÓN DE OTRAS NACIONALIDADES EN EL EJÉRCITO DEL TRABAJO

Aunque el régimen de Stalin ingresó a otros “enemigos” y “nacionalidades” poco fiables en el ejército de trabajo, su número fue mucho menor y en ningún caso se incluyó a las mujeres de estas nacionalidades. Ellos tampoco reclutaron adolescentes menores de 17 años o los hombres mayores de 50 de estas nacionalidades. El 14 de octubre de 1942, el gobierno soviético emitió GKO Orden 2409ss para reclutar hombres sanos capaces de edades 17 a 50 de nacionalidades rumanas, húngaras, finlandeses e italianos.[54] La mayor cantidad de personas de estas nacionalidades después de los alemanes fueron los finlandeses. Pero, incluso su número es relativamente pequeño en comparación con los alemanes étnicos en el ejército laboral. 


Los reclutas (fijensen que dicen reclutas y no deportados) del ejército del trabajo en Tagillag eran 97,1% alemanes. Una dinámica similar existió en Bogoslovlag donde los alemanes fueron del 98,9 por ciento de los reclutas frente al 0,1 por ciento de finlandeses. En Bakalstroi, salvo la alemana, ningúna de esas nacionalidades tuvo una presencia notable. Allí los alemanes eran 86,9 por ciento y los finlandeses 4,6%.[55] El número de Ciudadanos soviéticos de origen rumano, húngaro y nacionalidad italiana incluidos en el ejército laboral fue muy limitado.

Más tarde, durante la guerra, el gobierno soviético ingresó un número limitado de grupos étnicos coreanos, calmucos, tártaros de Crimea en el ejército del trabajo, una vez más, todos ellos hombres. En marzo 1943 solamente, el régimen de Stalin movilizó 7.765 ruso-coreanos a las columnas del ejército de trabajo. La mayoría de estos hombres, 5.135, trabajaban en la cuenca minera de Tula. Otra de 2.622 trabajaron en el carbón en las minas de Karaganda de Kazajstán. Otros trabajaron en la construcción de diversos instalaciones industriales en Uzbekistan.[56] Otro coreanos, 1500, trabajaron en el ejército del trabajo en el campamento Ukhta en la ASSR Komi durante la Segunda Guerra Mundial.[57] Tras su deportación de su patria, en el Mar Caspio, hasta Siberia a finales de 1943, el régimen de Stalin desmovilizó un número de soldados Kalmyk del Ejército Rojo y los envió a trabajar en el ejército de mano de obra en Shirokolag en la construcción de una estación hidroeléctrica.[58]Por último, el régimen de Stalin envió una serie de hombres tártaros de Crimea para trabajar en el ejército de mano de obra, al mismo tiempo que expulsó al resto de la población a los asentamientos especiales en Uzbekistán y los Urales, en mayo de 1944. 

En el momento de la deportación, mayo 18 al 20 de 1944, el gobierno soviético movilizó a la fuerza 5.000 hombres tártaros de Crimea para trabajar ejército de trabajo en la extracción de carbón en la región alrededor de Moscú.[59] A pesar de estas movilizaciones adicionales el ejército de trabajo siguió siendo predominantemente una institución dedicada a la  masa étnica
alemana a través de la utilización del trabajo forzoso. Todas las otras nacionalidades combinados fueron como máximo alrededor de una quinta parte del número total de personas que se incorporaron al ejército laboral.

MOVILIZACIONES FINALES


En 1943 habría dos olas de reclutamiento más pequeñas en el ejército laboral. El 29 de marzo 1943, el GKO emitió la orden 3095 llamando a la movilización a otras 3.700 mujeres alemanas de Kazajstán para trabajar en las fábricas de papel de celulosa en Archangel’sk, Solikamsk, y Kamsk.[60] El 19 de agosto de 1943, hubo otro pequeña inducción de hombres y mujeres ruso-alemanes en el ejército laboral. La resolución de la GKO 3960ss de esa fecha llamó a la movilización de 7.000 ruso-alemanes que vivían en Kazajstán y Siberia para la industria del carbón.[61] El 25 de agosto 1943, el jefe del NKVD Nasedkin Gulag, señaló que esta movilización se ha ampliado desde el original de 7.000 a 15.000 rusos-alemanes. Nasedkin marcó un total adicional de 6.000 de de origen alemán para el trabajo en las minas de carbón de Vorkuta más allá del Círculo Polar Ártico. Otros 2.000 se reservaron para la industria del tanque. 

Los reclutas alcanzaron a3.000 hombres procedentes de Kazajstán, 2.200 hombres de Siberia, 5.500 mujeres de Kazajstán, y 4.300 mujeres de Siberia.[62] Antes de 1944, 1.652 de estos reclutas terminaron en Tagillag.[63]En cambio 5.361 hombres y mujeres 1512 bajo esta orden fueron instalados en el complejo de campos de Vorkuta.[64] No hubo más grandes olas a escala de servicio militar obligatorio en el ejército laboral después de 1943.

(continuará)
PD) Las cifras son oficiales del gobierno ruso comunista, nada que ver con la realidad, contada por los propios deportados en mi libro "Deportación a Siberia" (El Genocidio de los Alemanes del Volga)...
Publicar un comentario