Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

jueves, 7 de noviembre de 2013

Proemio… Crónicas de un viaje... Una mirada distinta en un viaje por Alemania. I Parte.

Nuestro amigo Horacio Agustin Walter ha realizado un interesante viaje por Alemania que nos irá presentando en algunas entregas y que compartiremos con los lectores de Unsere Kolonien.







En oportunidad de la entrega del Premio Caduceo, pude visitarlo a Horacio en su bunker de trabajo y aproveche para robarle una fotografía.






Es un colaborador permanente de nuestro Suplemento, a través de sus notas, sus cuentos, sus apreciaciones y en particular por su novela “Los Senderos del Wolga” en el que describe el proceso de migración de nuestros antepasados desde que salen de Alemania, pasan por Rusia y se establecen en Argentina. Vale la pena leerla.
Y ahora nos muestra otra faceta que es la de narrar sus propios viajes. En el mes de junio  ha realizado  un viaje interesante por Alemania junto a su esposa Montserrat (una catalana de ley) y sus primas María del Carmen Wisner y María Rosa Schwindt. La narración del viaje la podrán encontrar en su blog: http://bitacoradeviajedehaw.blogspot.com.ar  en el que se indica día por día y ciudad por ciudad las notas e impresiones de su recorrido.
 Le agradecemos su generosidad en compartir con los lectores de Unsere Kolonien  su mirada particular al modo de viajar. Próximamente y en tres entregas  publicaremos  “Una mirada distinta en un viaje por Alemania.”. Muchas gracias Horacio!


Una mirada distinta en un viaje por Alemania.               I Parte.
Los Argentinos no estamos acostumbrados a tener ciudades que convivan con su río en forma permanente. Con excepción de Buenos Aires que lo tiene enfrente, o  las ciudades sobre el Paraná, por lo general los ríos de Argentina pasan o por los linderos de la ciudad o más o menos lejos. Y mucho menos, que la plaza principal de la ciudad se transforme en un mercado.


En Europa y, particularmente en Alemania, los ríos están  presentes en las ciudades, las cruzan y las dividen o las integran. Del mismo modo están presentes sus Catedrales o Dom , como culminación de la presencia religiosa de sus gentes. Estas pueden ser católicas o protestantes. El tercer personaje de esta historia será Die Platz, la Plaza o el Mercado ya que en ella, desde la época del Medievo se celebraba las ferias o mercados, que eran transhumantes, es decir, que periódicamente y durante varios días se establecerían en los centros de sus ciudades para vender sus mercaderías y para comprar aquello que sería vendido en la feria o en el mercado de esa ciudad. Y por supuesto, el río era el camino que unía a las ciudades en el comercio, en el progreso y en su fe.


Iniciamos nuestro paseo por Frankfurt. Justamente su río Meine (Main) le da el nombre a la ciudad Frankfurt am Mein. El río fue el camino para los negocios del Medievo, donde comenzaron a formarse las famosas Platz que quieren decir plazas o lugares de reunión para sus Mercados (y este sería el nombre apropiado). El curso del río era navegado con puertos en distintas ciudades hasta desembocar en el camino comercial más importante que es el Río Rheno o Rin y por tierra hacia el puerto más importante de Alemania como era Hamburgo donde se encuentra con el Río Elba.


La majestuosidad de la ciudad de Frankfurt hoy se debe a que es la ciudad más comercial de Alemania y casi de Europa, siendo sede del Banco de la Comunidad Europeo y donde se procesan la mayoría de las actividades financieras del mundo.

El Dom es la Catedral de San Bartolomé (aunque nunca tuvo obispo, pero en ella se celebraban las coronaciones de los Reyes y la elección de parte de los siete príncipes electores).


 




 El centro  con su plaza que antiguamente fue un Markplatz (un mercado) hoy concentra a la totalidad del turismo. Ya no se hacen las ferias en esa plaza pero le ha quedado el nombre. Y resulta el lugar más importante para andar, sentarse en una terracita y tomarse una cerveza y observar el mundo plural que camina: los alemanes como locales, los europeos, los inmigrantes cercanos, los del este, latinoamericanos y lo que comienza a ser distinto, nuevos turistas de la china, de la indica ya que los japoneses y coreanos ya son figurita repetida.

 


 Hoy el Mercado ha sido reemplazo por una importante variedad de shopping a cielo abierto donde millones de personas se concentran para comprar y vender en lo que resulta el gran comercio mundial de esta ciudad.


En Köln (Colonia) nos encontramos con el gran río que es el Rheno o Rin y a su lado la magnífica catedral. La catedral, inmensa, difícil de captarla en una fotografía. Tanto el frente como los laterales o el fondo son signos de belleza. Siempre me acostumbre a ver las catedrales góticas desde atrás, parecen más hermosas, con sus arbotantes y sus contrafuertes. Por dentro y con un sol favorable es posible gustar las vidrieras y los rosetones. El Dom te sobrepasa. Dentro, cuando te encontrás en el ábside (el crucero central) y mirás hacia arriba: un caleidoscopio de colores increíbles por la luz que ingresa por los vitrales superiores, muchos de ellos reconstruidos. Y la delgadez de sus columnas hace que el templo se dirija hacia el cielo, pareciendo que  no termina nunca. Todas estas cosas te hablan no sólo de la excepcionalidad arquitectónica sino del sentido religioso de la época y del inmenso poderío de reyes e iglesia.
 

 Y Junto a la catedral, el Río, majestuoso. En esos días lo vimos muy crecido ya que se habían producido inundaciones en Alemania.

 En Hamburgo, el Río Elba es igual a puerto.  Es una ciudad muy importante cruzada por el río, unos 60 kilómetros antes de su desembocadura en el Mar del Norte. Esos sesenta kilómetros son puertos y dársenas, almacenes y barcos, cruceros y cargas, que lo constituye en uno de los puertos mas importantes del mundo. Y junto al puerto la iglesia de los marineros y los navegantes. De St. Michelis (Miguel), con su torre desde donde obsrvaban la entrada de los barcos. La torre que los marineros esperaban ver entre la bruma para decir “ya estamos en casa”. Hoy es una iglesia Protestante de una bellísima construcción.




 Los ríos van forman do un delta dentro de la ciudad y los canales son como caminos por donde circulan los pequeños barcos, de cargas y pasajeros e integran un hermoso paisaje de la ciudad.
 
Y donde existen estos ríos por los que crece el comercio se encuentra la Platz o la plaza del Mercado. En este caso frente al Ayuntamiento o Municipio llamado Rathaus. La actual plaza ya no se utiliza como mercado pero ha sido siempre un centro de comercio muy importante.
 





Visite mi blog de viajes: http://bitacoradeviajedehaw.blogspot.com.ar . En él hay muchas fotografías y detalles de cada una de las ciudades visitadas. Muchas gracias.

(Continuará)
Publicar un comentario