Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

lunes, 1 de abril de 2013

¡Qué la inocencia te valga!... Der Erste April schicken wir die narren hin, wo wir will! (El 1º de abril, se manda a los tontos donde se quiere...


El 1º de abril es la fecha en que los alemanes celebran “El día de los tontos”, que es equivalente al día de los Santos Inocentes en nuestro país. Durante ese día se “manda, a quien se quiere hacer una broma, donde se quiera”, se repetía tras la broma en que se ridiculizaba al amigo o conocido en todas las aldeas alemanes

                                           Ganz deutschland Lacht, ach die gail Lachen mit


La historia de la celebración del “día de los tontos”, comenzó al poco tiempo de adoptarse el cambio de calendario y se aceptó el calendario gregoriano, en el cual la fecha de inicio de año fue trasladada del 1º de abril al 1º de enero. Tuvo una evolución paulatina a través de varios factores que, con el tiempo, se fusionó en una fiesta popular.

Según sostienen fuentes antiguas el “Día de los tontos” tuvo su origen en ese cambio de fecha pues se empezó a llamar “tontos” o “inocentes” a las personas que continuaban celebrando el año nuevo el 1º de abril.

La reforma del calendario se llevó a cabo bajo el reinado de Carlos IX y debido a la lentitud de comunicación en aquellas épocas, la nueva fecha no fue aceptada totalmente por la totalidad de los habitantes hasta después de varias décadas. Así es que los tradicionalistas se aferraron al 1º de abril como el día del año nuevo, contra los actualizados que tomaron el 1º de enero como tal. Lo que originó varias contradicciones. Los reformados se burlaban de los conservadores, siendo objeto de bromas e invitaciones falsas. Una de las bromas más populares era mandar a alguien a buscar un mandado ficticio, por ejemplo, mandarlo a buscar algo que no podía cargar o algo que no existía u obtener la historia del abuelo de Adán y Eva y el vinagre dulce.


Ese fue el comienzo, después se fue extendiendo hasta llegar a hacer un hábito humorístico y las costumbres populares mantuvieron el medieval tono risueño. Sumado a la broma de mandar a alguien a cualquier parte, se daban las más dispares noticias sobre acontecimientos diarios. Eso sí, por respeto, la broma o chanza nunca se hacía a una persona mayor, aunque si se hacían entre ellos.

Igual que en Alemania, Italia celebra ese día el “pescado de abril”, en donde se realizan bromas similares. En Escocia, a ese día se lo conocía con el nombre de “cuco de abril” y su celebración se prolongaba durante 48 horas. El segundo día incluía bromas que involucraba las nalgas, el regalo era “un puntapié”. En la India se lo denomina “Fiesta de Huli” y es tradicionalmente famosa por sus actos de travesura.

El 1º de abril conocido como “Día de los Tontos” no sólo es una festividad conocida y celebrada en Alemania y trasladada por los nuestros antepasados al Volga y después a América, en su largo peregrinar, sino también en Francia, Italia, Inglaterra y Estados Unidos, etc.

Con el tiempo se fue perdiendo esa inocente forma de humor que estuvo muy arraigada en la costumbre de los alemanes del Volga, quedando en los mayores un nostálgico recuerdo que es “uno más que fue”, y que no volverá.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
En una publicación alemana del año 1936, se publicó un artículo que dice: “1º April: den Drangebrachten nennt man der Pampa wie en der Pfalz, “Aprilnarr” und ruft ihm wieder äherlich wie in der Pfalz nach: “Im April kann mer die Narre Hinschicke, wu mer no Hill”. ( 1º de abril: al caído en la chanza (Drougebrunge) se le dice así en el Palatinado alemán como también en la pampa argentina: “Aprilnarr” (April por abril y narr por tonto/loco). Y se les oye decir una y otra vez en la pampa argentina como en el Palatinado alemán: “El 1º de abril se puede mandar a los tontos donde a uno se le antoja”.



Publicar un comentario