Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 20 de abril de 2013

45 niños y jóvenes del Gran Buenos Aires estuvieron visitándonos… La Comunidad Cristiana y la Dirección de Turismo los recibió… Sublime acción de cuatro jóvenes alemanes...



Invitados por la Comunidad Cristiana de Coronel Suarez por parte de Néstor Alebuena, de humano compromiso en esas lides, para pasar las Pascuas se allegaron a nuestros lares  45 niños y adolescentes del Gran Buenos Aires, donde trabajan en una granja de la comunidad Cristiana “Adulam”. Se pusieron en contacto con la dirección de turismo, que les hizo conocer los pueblos alemanes y Sierra de la Ventana... 



Después de haber recorrido Santa Trinidad y San José se allegaron a Santa María, actuando de anfitrión el Club El Progreso con de presidente al frente Ing. Claudio Holzmann y el club de Amigos de la Biblioteca del mencionado ente donde almorzaron y disfrutaron diversos juegos y del teatro de títeres, pasaron una tarde placentera. Y como estaban con ellos cuatro jóvenes alemanes voluntarios “Nuestras Colonias” conversó con ellos…

Jessica Bittenbinder (20), Nicole Lotz (26), Samuel Wielath (19), Markus Hartel (20), son los cuatros jóvenes alemanes que están haciendo un voluntariado de un programa, impulsado y financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, tiene como finalidad el envío de jóvenes alemanes a países con algunos sectores socialmente desfavorecidos. La República Argentina es uno de los países destinatarios y recibe por año aproximadamente 150 voluntarios alemanes...


Ministerios Jóvenes de Valor es un ministerio para ayudar a familias perdidas  en diversos problemas que vive la sociedad y que está al servicio de todas las familias (problemas alcohol y drogas) Formar hombres y mujeres de Dios, que puedan ser ayuda para sus hogares, esposas e hijos y para ellos mismos. Que puedan alcanzar y hacer saber a todas las familias que las drogas y el alcohol no es un problema imposible de solucionar…


Ellos son quienes dan sentido a la labor de Mensajeros de la Paz. Marcan con sus vivencias la necesidad de postular una ayuda adecuada a cada persona. Nos mantienen en constante alerta sobre las distintas problemáticas y nos obligan a buscar las herramientas adecuadas para cada historia. El deseo permanente es que los  que se acercan, ya sea un niño, una adolescente o un abuelo pueda salir adelante. Pueda afrontar la vida a pesar de los golpes que esta le haya dado, por ello queremos brindar todas las oportunidades que estén a nuestro alcance, aquellas a las que a pesar de tener derecho no han podido acceder. 

Los jóvenes alemanes…


Vivimos en el Gran Buenos Aires en un lugar de niños, se trata de un refugio donde viven muchos niños de la calle o adictos a la droga. Ellos viven en ese lugar es como una granja, muy amplio; hay muchas familias que también ayudan y viven con los chicos. También hay una iglesia acá en argentina dentro de la granja comunitaria…

Nosotros desde septiembre del 2012 estamos en la Argentina, pensamos quedarnos hasta agosto del 2013, un año. Se trata de un programa del gobierno de Alemania que es durante un año, y el gobierno trabaja con diferentes países. Existe una iglesia cristiana en Alemania del sur y esa iglesia nos envió a la Argentina, pero otras voluntarias están en Colombia y a África. Es el tercer año que estamos como voluntarios del programa…


Era muy difícil porque no sabíamos hablar bien el español y es otra cultura, pero aprendimos. Teníamos algunos cursos en castellano cuando íbamos a la escuela de idiomas en Alemania, las primeras semanas eran difíciles para entender todo, todavía no entiendo algunas cosas. Cuando un argentino habla con mucha gente es más fácil porque se habla para mucha gente y más rápido, entonces para mí esto es una experiencia muy buena, tener la opción de ayudar en el hogar de niños, conocer otras culturas porque son muy diferentes unas de otras...

Eso es muy constructivo porque uno aprende muchas cosas, la vida, la comunidad, ayudar, las familias en si son muy diferentes, y es difícil cuando tiene que cuidar a todos y no solo a tu familia, es muy bueno, yo aprendí muchas cosas…


Allá en Alemania, en julio terminaron las clases y ya en septiembre viajamos para la Argentina, ya llevamos casi un año en la Argentina. Jessica, Samuel y Markus tienen los mismos proyectos de seguir una carrera en su patria natal, después de esta interesante experiencia de vida, llevada a cabo aquí en el país. Hay muchas opciones de estudios allá y mucha salida laboral pero todavía no tienen definido bien la carrera a seguir. Mientras que Nicole terminó el secundario en el 2006 y fui a los EE.UU para trabajar con niños y estudiar también y yo viví allá (en los Estados Unidos) por 5 años y volví a Alemania por el programa del seminario, mi idea es volver a Alemania y terminar mis estudios, yo cuando estaba en los EE.UU estudie ciencias sociales y humanitarias y me gustaría estudiar psicología por dos años y luego trabajar…

La familia de cada cual…

Jessica tiene una familia muy grande con respecto a lo que es Alemania hoy, somos 7 hermanos son 4 varones y 3 mujeres pero no viven todos en mi casa, algunos trabajan, otros están estudiando. Nicole tiene una hermana y está viviendo en los Estados Unidos y está casada y mis padres están viviendo en Alemania. Samuel también goza de tres hermanos, dos hermanos y una hermana, todos menores que yo y viven en Alemania. Y finalmente Markus nos dice que su familia se compone de dos hermanas más grandes y un hermanito más chico y todavía y nosotros vivimos por un año en un país, luego nos mudamos y vamos cambiando de casa constantemente. Hay mucho intercambio con otros países de Europa, y además solo hay horas de un país a otro…

A nosotros nos gusta mucha la Argentina, y el Hogar donde vivimos. Ahora queríamos conocer Coronel Suarez, por las colonias alemanes y también nos gustaría conocer las Cataratas del Iguazú en la provincia de Misiones. Durante el año vamos a estar en la granja y con este programa tenemos vacaciones de un mes  o seis semanas aproximadamente y tenemos opciones de viajar juntos o por nuestra cuenta. Ya conocimos el sur, todo lo que es Bariloche, el Calafate, Chaiten, es muy lindo este país hay de todo, mar, nieve, montañas, pingüinos, etc. etc.


Acá es más lindo que en Buenos Aires ya que allá viven muy atiborrados, muchas personas, y es muy peligroso, aquí es todo más tranquilo hasta con el transporte. Allá en Buenos Aires nos dicen: tener cuidado con este lugar que es peligroso y no valla acá ni allá porque te pueden robar…

Nosotros cuidamos a los chicos, hay chicos menores de 10 años y jugamos, los adolescentes ayudamos con la tarea de la escuela. En Alemania solo colaborábamos en la iglesia. En Alemania hay instituciones educativas y recreativas pero allá no ayudamos, solo en la iglesia ayudamos…

La pasamos muy bien, llegamos hoy muy temprano a las 7 y todos nos esperaron, mucha gente, prepararon un desayuno y muchas cosas para nosotros, los niños jugaron en un parque y nosotros también, fuimos al hotel Hessen (mi provincia, dice Nicole). En todos lados nos atienden de mil maravillas. Nos gusta éste dialecto que no se ve en ningún otro lugar y la comarca que eligieron vuestros antepasados…


Así pasaron unos alemanes jóvenes, que en vez de hacer un viaje de egresados, hacen estos viajes de voluntariado, aprenden a ayudar a sus semejantes y hacen el bien por el bien mismo.
Publicar un comentario