Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 6 de abril de 2013

1996 – 6 de abril – 2013: 17º aniversario del Suplemento “Unsere Kolonien”… Con la sabia lección que nos legaron nuestros antepasados...


Son ochocientos ochenta y cinco sábados o semanas o diez y siete años desde que salió a luz el suplemento con mis humildes escritos traídas por los vientos pamperos que en sus revelaciones desperdigan letras y palabras, mientras trenzan en algún lugar recóndito un rumor enigmático, pero necesario, en honor de los abuelos, pues en cada uno de ellos hay un mensaje de vida, una lección de ética y de moral, una semilla sembrada al voleo con la esperanza que germine en una mente fecunda que lo recepte…


Tengo la suerte de vivir en la colonia, de nutrirme todos los días con la naturaleza, que enriquece mi vida interior y me regala la visión de un horizonte amplio, donde veo estrellarse el sol en un crepúsculo de esperanza. Tengo también la sabia lección del valor del trabajo que legaron nuestros antepasados, que es la escuela que me formó y me ayudó a crecer...


Pero coincidiremos que todos esos años no han transcurrido en vano porque alguna enseñanza nos han dejado, porque el vivir ya nos enfrenta con la necesidad de aprender originales códigos de convivencia. Y además hemos de coincidir que nada es comparable al hecho esencial de vivir y trabajar en lo que verdaderamente ama…


Sin romper mi entusiasmo, con el espíritu templado, con visión del propio destino, ajeno a los desengaños y sin miedo al infortunio, sabré seguir el camino, con más bríos, con más ansías, más contando con la colaboración y comprensión de muchos de ustedes, las adhesiones y muestras de apoyo brindados durante todo este tiempo. Gracias al director del Diario “Nuevo Día” Eduardo Minich y sus colaboradores que me cobijan; Gracias a los auspiciantes, patrocinantes y padrinos de las publicaciones por estar siempre ahí junto a nosotros, apoyándonos y secundándonos en todo emprendimiento que ideamos. Gracias a nuestros lectores por leer, coincidir y a veces disentir con lo que en cada obra le brindo…

Deleitémonos de este nuevo año en la rica historia del Suplemento, hagamos un inventario mental de todas las cosas buenas que existen en sus anales y vivamos cada ejemplar con buen ánimo, pues hemos dejado lo mejor de nosotros, sin dañar a nadie y sintamos la felicidad de poder expresarnos, de poder regalar una sonrisa, de ofrecer nuestra mano y ayuda generosa. Siempre en su línea de rumbo y seguir escribiendo páginas de dicha y paz en el afecto de la vida del suplemento…

El pasado se está reescribiendo y no se puede llenarlo de cuentos inventados si no de verdades; en sus páginas amarillas puedo encontrar  historias, algunas con suaves colores, otras con oscuros matices. Recuerdos bellos de tiempos gratos o páginas que quisieran arrancar para siempre. Pero “lo escrito, escrito está” y la lucha me impone valor, me despierta nuevos bríos, me encauza por el camino del sano raciocinio, del reflexionar y me acostumbra a dictar mis inclinaciones a conciencia, haciéndome accionar impulsado por sentimientos de fraternidad y afecto…



Gracias por habernos permitido crecer. Gracias, infinitamente gracias a todos, por el enorme espacio que nos han dado en vuestros corazones. Ese es el bien más preciado que he podido cosechar a lo largo de estos diez y siete años de compartir un espacio cultural junto a todos ustedes amigos lectores. Que el agradecimiento que elevo alcance en forma individual y cada uno y cada cual, que me ha permitido descubrir el sorprendente milagro de la comunicación formando una increíble cadena donde la amalgama de cada eslabón responde a la carga positiva de sensibilidad con que está imantada cada persona de bien…

Ponerse en paz con Dios y con los que me rodean, disfrutar de los rayos del sol, de la suave brisa, de la alegría de mis hijos y nietos, del amor de mi esposa, de tantas bendiciones que la vida me puso al alcance de la mano y que muchas veces no he sabido valorar. Sólo depende de la voluntad y optimismo década cual hacer que las páginas del compendio, sean unas páginas que en el futuro puedan atesorar como unos  bellos recuerdos…
Gracias, Buen Dios por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te presento a las personas que conocí a lo largo de estos años, las amistades nuevas y los antiguos, los más cercanos a mí y los que estén más lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría…


Cuando la vida no me sea fácil, hazme recordar siempre esto… Que sepa, en el corazón, que hay gente que nunca me olvida. Que siempre encuentre un arco iris después de una tormenta. Que celebre las cosas maravillosas que hay dentro de mí.  Y cuando llegue el mañana, que pueda comenzar de nuevo. Que recuerde cuántas sonrisas pueden llenar un día. Que crea que los anhelos serán una realidad. Que encuentre tiempo para apreciar la vida y tiempo para compartir la belleza espiritual. Que vea el presente como un regalo, y el futuro como otro más. Que agregue una página dorada de cada nuevo día en el diario “Nuevo Día”, y que pueda convertir "La felicidad eterna" en eterna felicidad…


Son seis libros, son treinta y cuatro fascículos y ochocientos ochenta y cinco suplementos. Son diez y siete años, que en los emprendimientos periodísticos/ literarios es un tiempo que se mide con el corazón. En estos números ahora tenemos que resaltar el blog, que con más 423.000 visitas en esos dos años y medio que lo puse como canal de expresión para internautas y con casi veinte mil (20.000) contactos/amigos en las diversas de redes sociales…


Publicar un comentario