Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

viernes, 18 de enero de 2013

Amo la tecnología...pero no sé (2ª parte) (contesta Ana Paula Queija)



Nuevas alternativas de aprendizaje

El paradigma de aprendizaje en relación con un producto o servicio cambió. Las redes sociales ostentan el poder a la hora de dar a conocer las funcionalidades de un aparato. Cada vez más, los usuarios se guían por las recomendaciones de personas que, desde cualquier parte del mundo, vivieron la experiencia que ellos van a vivir. Ya sea para viajar, para salir a comer o para comprar, hay consejeros que suben sus experiencias a la nube. En el caso de los aparatos, la tendencia es subir videos a YouTube o a blogs, donde se muestra desde el proceso de armado y encendido hasta detalles como el uso de un programa en particular.


 También hay grupos de consulta y sitios de inteligencia colectiva. Gustavo del Pino dice que existen foros en Internet que se aglutinan de acuerdo con los intereses de los usuarios: “En estos foros es posible realizar consultas que son respondidas por los mismos integrantes. Para participar, es necesario estar registrado, pero se trata de un proceso muy simple. También existen publicaciones que califican artículos variados y hacen comentarios sobre ellos. 

A mi juicio, la más respetable es Consumer Reports, que tiene su sitio en Internet con dirección www.consumerreports.org”, comparte. Según Rozembaum, los mejores sitios de consulta son Taringa (www.taringa.net), Slashdot (www.slashdot.org) y Barrapunto (www.barrapunto.com). Zagalazky opina que lo más efectivo hoy es la web 2.0. Las redes como Twitter o Facebook son, según él, un hábitat ideal para resolver dudas: “Se consulta a amigos y conocidos por cualquier requerimiento o por determinado problema, se buscan consejos para una compra o experiencias sobre el uso de un aparato tecnológico. Enseguida aparecen respuestas”. 

Aplicaciones salvavidas 

Entre los aparatos que muchas personas poseen, hay tesoros escondidos que facilitan la vida. Es normal cuestionarse cómo era la vida antes de tener una agenda que actúa como alarma para cada tarea programada en el día. Muchos no recuerdan el momento en que llevaban una guía T en la guantera para encontrar un destino en la ciudad. Conocer las aplicaciones que están al alcance de la mano puede traer soluciones inesperadas. Según el especialista Gustavo del Pino: “Las funciones más útiles son las que nos permiten interactuar con un mundo cada vez más interconectado”. 


Whatsapp es una aplicación que figura entre las más populares de los últimos meses. Es un sistema de mensajería instantánea que funciona con los teléfonos inteligentes y permite enviar mensajes gratis a toda la lista de contactos cuyo único requisito es tener conexión 3G o Wi-Fi en el teléfono. Skype también es un sistema que sirve para comunicarse a través de videollamadas o chats. Uno tiene la posibilidad de verse y hablarse con cualquier persona en cualquier parte del mundo. Zagalazky admite que además de usar su teléfono para conectarse a Internet lo usa para ingresar a las redes sociales. “También utilizo herramientas que me da Internet, como ingresar al sitio IMDB (www.imbd.com) para adquirir información de películas y series, y a Shazam (www.shazam.com) para saber qué canción estoy escuchando y después comprarla”, cuenta.

Hay una aplicación de Amazon que sirve para chequear precios, y otra llamada Accu Weather (www.accuweather.com), para enterarse de las condiciones climáticas. Google Reader es un lector de Feeds, vínculos que ponen los sitios web o los blogs, que notifican al usuario cada vez que publican un nuevo contenido de su interés. Con esta aplicación, en lugar de tener que ingresar a cincuenta sitios web para chequear si han subido alguna novedad, uno accede a su lector y se informa sobre las nuevas notas en los sitios predeterminados según sus necesidades.


Un programa llamado Google Drive, antes conocido como Google Docs, permite subir, editar y compartir on-line documentos Word, Excel, PowerPoint y PDF, es decir que todos los documentos personales están flotando en la nube. De esta manera, posibilita chequear los datos desde una cuenta de Gmail en cualquier lugar, en cualquier computadora, celular o tablet. 

Además, los archivos pueden compartirse entre varias personas, y uno tiene la posibilidad de elegir si ellos solo pueden ver o si también están habilitadas para modificar el documento. “En mi caso, para mi programa de televisión, utilizamos un Excel con la fecha de grabación, temas del programa, ropa de los conductores y noticias. Cuando necesitamos saber qué grabamos, o qué programa salió en determinada fecha, accedemos a ese Excel y tenemos toda la información”, comparte Alejo Zagalazky. Jugar es una función clave en estos aparatos, aseguran los especialistas.

Existen alrededor de 700.000 aplicaciones para iPhone y 500.000 para Android, muchas de ellas gratuitas. “Seguramente serán de gran utilidad para nuestro trabajo, tiempo libre o vida cotidiana. El desafío es saber que existen”, concluye Gustavo del Pino. 

Recomendaciones de expertos

Rozembaum: “Usarlo, usarlo, usarlo”. Zagalazky: “Para mí, lo mejor es jugando y usarlo, usarlo y usarlo. Leer el manual también es útil porque te puede enseñar algo que no sabías. Además, me resultan útiles los comentarios que se hacen en algunos sitios de tecnología. En general, los pruebo antes, y cuando veo que alguien se compró algo nuevo, le pregunto qué tal le resultó, qué cosas usa más y cuáles, menos”. Del Pino: “La mejor forma de aprender es con un maestro al lado. Un experto que nos guíe, nos haga practicar y responda nuestras dudas. A veces, esto no es factible y debemos seguir un método de autoaprendizaje. Un buen manual, la práctica e Internet para salvar las dudas es lo ideal”.
    
En una encuesta realizada por Pew Internet Project, los adultos estadounidenses que tienen teléfono celular utilizan las aplicaciones en diferentes medidas:
76% sacan fotos 
72% envían y reciben mensajes 
38% acceden a Internet 
34% juegan 
34% envían y reciben mails
33% escuchan música
30% envían y reciben mensajes instantáneos

Lo más sorprendente de estas cifras es la velocidad de adopción que tienen estas aplicaciones si se considera que hasta hace cuatro años no existían en la vida de las personas.

Según la consultora norteamericana Nielsen, las aplicaciones más populares por el uso que les dan los usuarios de tablets y teléfonos inteligentes son las siguientes:
60% Juego 
52% noticias sobre el Climas
51% mapas
47% redes sociales
43% programas para bajar música
34% recomendaciones de restaurantes y lugares de entretenimiento

Publicar un comentario