Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

domingo, 4 de noviembre de 2012

Las tradicionales rogativas... Alborada de los dioses...




El sol emergió sobre un horizonte de colores púrpuras, esfumando en tonos amarillentos los extensos campos y los verdes trigales cuajados de rocío. La vida surgió por doquiera. Los pájaros exultantes de libertad surcan el cielo en bandadas. Todo es un renacer de esperanzas. Dios está en cada poro de la naturaleza. Y en el medio de tanto paroxismo se asienta, pacífica y serena, la colonia...


Una pequeña comunidad de alemanes del Volga que, a pesar de la hora temprana, ya exhibe movimiento. Se escuchan voces. Se percibe el rumor de místicos aleluyas y cantos religiosos. Y por momentos se oye el apaciguado susurrar de rezos que se elevan al cielo del amanecer como el dulce musitar de ángeles. Son los fieles de la localidad que, devotos, y bajo un limbo de beatitud, marchan en procesión, unidos en una sola voz. Lenta y pausadamente. Sus pasos lánguidos dan la marcha justa para que las letanías puedan desgranarse en su compás exacto…

Los murmullos de las oraciones ascienden sin dejar rastro en los aires, semejantes a las de los pájaros que no dejan señal de sus plumas en el viento… 


La devota comitiva, precedida por rubios querubines, se detiene ante una cruz erigida en uno de los tres puntos cardinales de la aldea. Allí oran y el sacerdote toma la palabra: juntos tributan su gratitud al Señor por los dones recibidos durante el año y piden la protección de Dios para la próxima cosecha. Los cantos, los rezos y las letanías se redoblan. El sacerdote eleva sus manos al cielo mientras el sol del amanecer surge en todo su dorado esplendor. Luego riega los aires con agua bendita…

Retemplados en sus corazones, en paz con Dios, los creyentes vuelven sobre sus pasos. Se dirigen rumbo a la iglesia. El día, en tanto, alumbra en los rosales las gotas de rocío, y despierta a los pájaros en las arboledas…

Y así por tres días seguidos visitando las tres cruces ubicadas en tres sectores estratégicos aledaños a la localidad. Son las Rogativas. Una tradición ancestral de la colonia y de los descendientes de alemanes del Volga.

Héctor Maier Schwerdt
Publicar un comentario