Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

jueves, 8 de noviembre de 2012

AVANZA EL PROYECTO DE HILADO EN SANTA MARÍA “EL OBJETIVO ES ENCONTRAR PARA LA LANA NUESTRO PROTOCOLO DE CALIDAD”...


Lo aseguró el instructor, Andrés Gardella, quien por segunda vez trabajó con el grupo de hilanderas en Pueblo Santa María, quienes en esta oportunidad aprendieron las técnicas básicas del teñido; además, brindó una charla en el Coprodesu para productores ovinos y artesanos, con la intención de incentivar la producción de lana y su posterior agregado de valor…


El instructor Andrés Gardella, proveniente de la Dirección Nacional de Industrias Culturales de la Secretaria de Cultura de la Nación, brindó la semana pasada la segunda capacitación en Pueblo Santa María, concerniente en el hilado sobre modernas máquinas adquiridas para la especialidad y se abordó el tema del lavado de la lana...

Este proyecto está siendo implementado por una conjunción de voluntadas, a partir de la idea que propuso el Foro Cultural de Coronel Suárez y el trabajo que están realizando los dirigentes del Club El Progreso y la Biblioteca ‘Juan Carlos Graff’, sumando a esto al Coprodesu, que aporta conocimiento y financiamiento para obtener la materia prima que se requiere para el proyecto, que es la lana…


El taller de hilado en Santa María cuenta con doce artesanos, que ya han llegado a la etapa del teñido de la lana y han obtenido un producto de muy buena calidad, pero siguen trabajando porque el objetivo principal es alcanzar a establecer el protocolo de calidad para una lana suarense.

En este marco, el viernes Andrés Gardella brindó una charla en las instalaciones del Coprodesu para aquellos productores, artesanos u ciudadanos comunes que quieran sumarse al proyecto. Allí se les dieron las herramientas básicas para, en primer lugar, que el productor obtenga de la oveja una lana con las condiciones que requiere el hilandero y después el artesano, que convertirá la lana en un producto terminado, obteniendo así valor agregado genuino a una materia prima primaria.



Las charlas continuarán y el interesado podrá sumarse en cualquier momento al proyecto, ya que siempre se está comenzando y rápidamente quien ingresa habrá de adquirir los conocimiento de aquellos que optaron antes con adherir a la propuesta.

Consultado por Nuevo Día, Andrés Gardella dijo que “esta charla fue para los que no vinieron o para aquellos que quieran reforzar los conocimientos, ya que comenzamos con pantallazo general de lo que es la cadena de producción de la lana, se habla un poco del manejo de la oveja y las razas y abordamos lo que es la esquila y la selección de fibras, el hilado y el teñido”.


Señaló, además, que “estas capacitaciones son tanto para productores ovinos como para artesanos, tejedoras e hilanderos, en cualquier escala, incluso para emprendimientos familiares. Esto es para que se acerquen a ver qué implica esta actividad textil”.


En conversación con la presidenta del Foro Cultural, la dirigente Blanca Duarte”, dijo que “los interesados pueden venir al Coprodesu o al Foro Cultural; en nuestro blog siempre están las fechas de los encuentros y las formas de poder comunicarse con nosotros, también nos encuentran en nuestra página en Facebook”.


Blanca Duarte expresó que “esto está abierto siempre, ya que hay gente que sabe hilar pero no ha tenido la posibilidad de llegar a una mejor justeza en el hilado, buscar una mejor calidad por la selección de la fibras, lo cual se va aprendiendo a medida que van pasando las clases y, realmente, no importa si ya se ha perdido alguna, importa que con su incorporación siempre va obtener cosas positivas”.

En busca de una calidad local


Andrés Gardella dijo que “básicamente, llevado al terreno del productor, le damos los elementos para tener una buena práctica agropecuaria y para el hilandero o aquel que quiera teñir, se trata de reforzar conocimientos para el que tiene o de lo contrario ampliar los que ya tienen para llegar a un hilo de calidad y que cuando sea el momento de venderlo no lo desmerezcan porque tiene olor, porque da picazón o cualquier otro motivo. Es decir, les damos herramientas para que puedan defender lo que hacen. Se trata de llegar a la excelencia”.

Con respecto al grupo que se formó en Pueblo Santa María, el instructor dijo que “me encontré con una calidad humana insuperable. Me llena de satisfacción y te cuento que trabajo mucho en el interior del país y siempre rescato que el calor, por más que haga frío, lo da el corazón de la gente. Se han propuesto un objetivo y es tal el entusiasmo que han puesto de manifiesto en estos dos encuentros que me emociona. Porque fueron sólo dos capacitación y es admirable el empuje y las ganas que tienen, el acompañamiento que se dan”.

“Sorprende como se nivelaron en el grupo, que lo integran doce personas, dejaron de lado todo tipo de estatus, roles, prejuicios, para abocarse al trabajo como si se conocieran de toda la vida”, afirmó Andrés Gardella.

Indicó que “la verdad es que se trata de un nicho de producción muy lindo y un grupo humano excelente, me llama la atención que en este tiempo, en donde uno dice que las relaciones humanas están pasando por una crisis, haya gente tan solidaria y esto está en el Interior, lo cual lo deberíamos llevar a la Capital, para que puedan demostrar lo que valen”.

Las capacitaciones seguirán 


Blanca Duarte dijo que “en noviembre tenemos una nueva capacitación y después pasamos al mes de marzo, donde vamos a retomar el tema y seguiremos todas las veces que sean necesarias” y destacó que “somos varios organismos que estamos comprometidos en esta capacitación y en la sumatoria de los esfuerzos, de programas nacionales, provinciales y locales, llegamos a poder continuar con esto y alcanzar el objetivo, que es que la gente pueda vivir de lo que hace, tanto el pequeño productor como el artesano, para que tenga un elemento más a la hora de poner valor agregado al producto y que sus niveles de producción y de rentabilidad le sean afectivos”.

Consultado el instructor sobre las carencias del grupo, Andrés Gardella dijo que “en estos dos encuentro lo que procuramos fue que le perdieran el miedo al hilado, lo cual lo hemos logrado; en ocasiones, por vergüenza, el que está al lado de uno que hila bien y no le sale entonces se estanca y acá se junto gente que tenía una tradición en hilado con gente que recién conocía lo que era una oveja o una rueca. Entonces, ya perdieron el miedo y lo que falta ahora es tiempo y trabajo, la calidad se logra con el tiempo y corrigiendo errores que ya venís cometiendo por tradición, también”.


“A aquellos que vienen trabajando lo que se procura es que no sigan cometiendo esos errores y para aquellos que comenzaron de cero capacitarlos en una mecánica de trabajo y un protocolo de calidad, que es el objetivo y así mostrar lo que se está haciendo”, enfatizó.


Por último, dijo que “en ocasiones, por el apuro y la ansiedad que tienen, al poco tiempo salen a mostrar lo que hacían y no era de muy buena calidad, y los desmerecen y les bajan la autoestima. Entonces, hay que esperar para salir con algo bueno, mostrar algo de calidad… para que en caso que lo quieran desmerecer puedan argumentar a su favor. Que ellas mismas aprendan cuál es la cadena de producción, por qué sucede que cuando se tiñe toma el color la fibra, qué significa estrangulamiento por stress, qué significan puntas amarillas; entonces, al entrar en tema pueden defender su producción en cualquier lugar del país o el mundo”.

Finalmente, dijo que “procuramos que conozcan la esencia de por qué se produce cada cosa, el origen de cada cosa, sumado a ello el hilado y su técnica”.


Por su parte, el director ejecutivo del Coprodesu, el ingeniero Claudio Holzmann, argumentó que “este es un trabajo en conjunto con diversas instituciones u organismos, y de alguna manera uniendo los eslabones se obtuvo un amalgama extraordinario. Partimos de la producción y finalizamos con un producto terminado, que puede ser una prenda o un tejido” y cerró expresando que “de esta manera se pueden fortalecer a la región, la cual vemos que hay mucho potencial, ya sea por cultura o tradición, como ocurre en los pueblos alemanes”.
Publicar un comentario