Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

viernes, 8 de junio de 2012

Magnífico festejo del Taller Protegido de Santa María… ¡Y estuvieron dichosos pues los “chicos” vivieron su noche gloriosa…

Esto son los rostros de los hacedores de la humanitaria labor consuetudinaria que demanda el Taller… a quienes les tributamos un sincero homenaje, van jalonando la historia con acontecimientos favorables que merecen el reconocimiento de todos y cada uno de la comunidad de Santa María

Rodeados por un marco de público que les brindó su simpatía… ellos lo percibieron desde el fondo de sus corazones, pues recibieron tanta ternura de la gente, que fueron sorprendidos en su natural simpleza. ¡Los “chicos” se divirtieron a lo grande!  Tanto que no lo olvidarán así nomás, más al verse tan estimados por la gente y reconfortados por las muestras de afecto y cariño recibidas…

Y no hay mayor fuerza que la proporciona el cariño… Contra la vida, contra la adversidad, contra todo, no hay nada más fuerte que el cariño. Ese cariño que son manos tendidas y brazos abiertos, que es entendimiento y acuerdo, comprensión, unión, fuerza, fe, compañía ayuda y protección…
Sólo los que estiman el noble gesto de la solidaridad… y sitúan bien su don de dar en su justa dimensión saben de la benevolencia que embellece y de la bondad que todo lo sublimiza y lo compone, lo alegra y lo reconforta...

Una ovación de aplausos los recibió y coronó el momento en que hicieron su entrada triunfal, mientras una profunda emoción los embargaba. Regalándoles una alegría que los conmovió hasta las lágrimas. Fue una fiesta magnífica. Una celebración que puso en evidencia todo lo bueno de la gente, para  esos “chicos” 


Fue a toda luces una fiesta maravillosa… en que todo el esplendor de las fulguras convergían hacía ellos, pasando por el riquísimo menú hechas por Juan Hippener y su equipo, artífices de la idea, transitando por la buena atención de los jóvenes, bajo el servicial verificación de los organizadores…

Todo resultó a la mil maravillas… nada de nada para objetar, hasta la ornamentación del salón estuvo acorde a las circunstancias. También fue buena la idea de pasar un video con el proyector que donó Rotary Club Las Colonias, con todo el quehacer cotidiano del taller, que fue la nota conmovedora de la velada familiar. Y armonizado brillantemente por el Grupo musical “Energía”…

Las palabras de bienvenida las dirigió la presidente de la Entidad de Bien Público Stella Maris Roht , “que agradeció el apoyo y la participación de la gente otorgándole un gran marco a las instalaciones del salón polideportivo de Club El Progreso. Y toda la gente que de una u otra manera están siempre colaborando con la Institución 


A los comensales y  donantes… aún los más altruistas. ¿Favor? ¿Caridad? ¿Es que en el fondo de esas dos palabras no hay vanidad? No hay dudas que todo el que da siente vibrar las notas alegres que llenan de música el corazón cuando la buena acción está realizada… Es seguro que al que fue generoso con el Taller le preguntáramos “¿Cuántos tristezas y penas ha remediado usted? Él diría: “Lo ignoro. Ni me interesa. Sólo sé que estoy contento y feliz. ¡He recibido de corazón el homenaje de la gratitud, que tanto satisface! ¡Qué más puedo esperar!


Y recibir la gratitud de corazón… del corazón de un chico” con capacidades diferentes es un regio don. Ganar un corazón es ganarlo todo en la vida… Algunas veces nos reprochamos por cosas triviales y torpes... Vivamos la vida con alegría, con todo, cuando hayamos hecho la conquista de un corazón agradecido…

¿De qué vale todo comparado con lo que un corazón lo que de “ellos” equivale?... Y aunque a usted no le parezca y se preguntará, que puede darnos; pueden darnos ternura, nos comprenden, nos ayuda a vivir, a soportar, a sufrir. “Ellos” abren  el camino. Haciendo un nidito en el fondo de su espíritu para cobijar a vuestro corazón…

Juan Hippener junto a los hacedores  del magnifico menú aunado con excelente servicio,  resultaron ser espectaculares y merecedor de los más grandiosos aplausos. Tan es así que el manjar fuese profusamente exaltado. La Gente de la Asociación A.D.A. V. propia de los corazones generosos, pues todo, pero todo lo hicieron gratuitamente…


Es la mejor joya… la mejor conquista, el mejor abrigo contra los rigores, la más grande alegría para dulcificar los agrios tragos que la vida nos brinda; es el mejor sol, el más grande embellecedor. ¡Eso es un corazón de un “chico” con diferentes  capacidades!...

Los agasajados de la noche, que se sintieron, como en un cuento de hadas, príncipes del festejo, se divirtieron, se alegraron, se conmovieron, se emocionaron, y los que es más se sintieron “felices” por el calor de la gente… danzaron y se florearon al ritmo de la música.
Publicar un comentario