Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

domingo, 13 de mayo de 2012

125º aniversario de Santa María (Colonia Nº 3)... “Sigamos rindiendo honor a nuestros ancestros, recordando sus hazañas y honrando sus apellidos, y no dejemos nunca que su historia muera con ellos”





“Dar lo mejor de sí”

Por su parte, la docente de la Escuela Parroquial Santa María, Luján Streitenberger, comentó que era un día muy particular para Santa María. Hizo hincapié en destacar el valor del legado de los antepasados, como el trabajo, la lucha constante y la perseverancia, entre otras muchas. “Los comienzos  fueron muy duros, seguramente tuvieron que soportar situaciones muy difíciles para poder insertarse en ámbitos tan distintos a los que estaban habituados, fruto este de las adversidades de todo tipo que habían dejado huellas profundas en sus costumbres y en su mirada a la sociedad.

Aparecer en un escenario tan diferente y en su condición de formar parte de una inmigración promovida y acordada con el gobierno, atrajo la atención de una sociedad que muchas veces no supo comprender y valorar sus esfuerzos para ingresar a una nueva cultura y sumar su aporte invalorable al auge del país”, manifestó.


Dijo que actualmente se ha logrado mucho el reconocimiento y el trabajo de la gente de los pueblos alemanes, e incluso se promociona la cultura, las costumbres y el turismo en las colonias. Sin embargo reconoció que años atrás no se había logrado, probablemente por cuestiones propias de la etnia y también por no comprender los lugareños la cultura de los descendientes.

“No fue éste un camino fácil, no obstante, acostumbrados como lo estaban para hacer frente a las contingencias adversas, se olvidaron fácilmente de los tiempos de escasez, de incomprensión, con la meta puesta en el futuro, avanzaron a paso seguro y apostaron con éxito a caminar juntos el proyecto de armar juntos una gran nación”, aseveró.

Agregó que la fe nunca flaqueó, forjando almas fuertes y llenas de esperanza, dando lo mejor de sí, confiando siempre en la ayuda de Dios, resguardándose con el manto protector de María, la Patrona del pueblo.

“Nos falta mejorar con el legado de fe”, comentó como autocrítica, y añadió: “Hoy sus descendientes nos sentimos realmente argentinos, tal como lo indica nuestra nacionalidad, y luchamos por ir construyendo un ciudadano que erige las cualidades más salientes de nuestros antepasados: fuerza de voluntad, responsabilidad y capacidad de realización para seguir construyendo esta patria que cobijó hace 125 años”.
Hacia el final de su mensaje, Streitenberger citó a Nicolás Avellaneda, quien dijo: “Los pueblos que olvidan sus tradiciones, pierden la conciencia de su destino”.

Dijo que “no basta con festejar lo que hemos logrado hasta ahora, no nos conformemos con los laureles conquistados con nuestro antepasados. Cada generación debe ser responsable de ir mejorando su destino. Por ello debemos entender que la concreción  de ese destino es la obra nuestra de cada día, en la cual uno debe dar lo mejor de sí, con esfuerzo y sacrificio, si es necesario, con alegría y pasión, dentro del rol que nos toque cumplir para seguir construyendo la patria que soñamos”.

Por último agregó: “Sigamos rindiendo honor a nuestros ancestros, recordando sus hazañas y honrando sus apellidos, y no dejemos nunca que su historia muera con ellos”.


“Honrar a los antepasados”

Antonela Rohwein, en representación del Club El Progreso de Santa María brindó unas palabras por el motivo de la celebración. “Hoy es un día muy especial, ya que se conjugan muchos sentimientos, emoción, agradecimientos y esperanzas. Emoción, porque se cumplen 125 años de la llegada de nuestros inmigrantes a nuestra región, un profundo sentir por nuestras tierras, por nuestras costumbres, que ha posibilitado que nuestro pueblo logre tan bellos frutos. Agradecimiento a nuestros antepasados, por su valor, sacrificio y dedicación para conseguir que sus sueños crezcan y se concreten, siempre encomendados ante nuestro Dios y con gran valor en la fe dedicaron sus días en pos del progreso y la unión familiar”, comenzó diciendo.

Hoy, después de 125 años, nos sentimos orgullosos de ver crecer a estas hermosas colonias, a este maravilloso Pueblo Santa María, que nos cobija con sus nobles y solidarias instituciones; con su gente tan predispuesta a colaborar en todo. Nuestro Club El Progreso, está y estará siempre presente, porque el valor de la hermandad es algo que nos han inculcado nuestros antepasados, ser perseverantes, optimistas y luchadores; caerse y volver a ponerse de pié, con la frente en alto, superando obstáculos, siempre unidos, enarbolando su bandera desde Argentina que los recibió triunfantes, añorando su patria esperanzada en formar parte de otra. Feliz aniversario pueblo querido”, concluyó.


El acto protocolar

culminó con la presentación algunos números musicales a cargo de niños del Jardín de Infantes de la Escuela Parroquial, de alumnos del Primario y de la Escuela Secundaria N° 4, que entonaron María, María de Mercedes Sosa y ’60 granaderos’.


Publicar un comentario