Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

viernes, 2 de marzo de 2012

Comienzan las clases...



El lunes las campanas de las escuelas despertarán de su letargo dejando oír su cadenciosa voz de bronce y cumplirán con su centenaria meta de llamar a clase. También el lunes alumnos y docentes volverán a transitar el camino de la educación. Comenzarán las clases y con ellas se reiniciará la entrañable actividad de los docentes que, con sus manos desbordadas de ternura y sus almas colmadas de comprensión, forjarán en la mente y los corazones de los alumnos la personalidad de los hombres del mañana. He aquí, un homenaje de “Nuestras Colonias” a tan sublime tarea

Decálogo del docente

1.- Bienaventurado el docente que descubre su vocación como un llamado de Dios para hacer descubrir a los alumnos cuál es el valor supremo del hombre.

2.- Bienaventurado el docente que escucha y respeta a cada alumno porque sabe que es un ser único e irrepetible, creado por el inmenso amor de Dios.

3.- Bienaventurado el docente que valora el esfuerzo y la constancia de sus alumnos animándolos a seguir siempre adelante, superando sus propios fracasos.

4.- Bienaventurado el docente que es capaz de compartir el dolor y la alegría de sus alumnos, siendo para ellos instrumentos de paz y bien.

5.- Bienaventurado el docente que corrige a sus alumnos movido por el amor y lo hace con dulzura y firmeza.
6.- Bienaventurado el docente que hace crecer en sus alumnos una conciencia clara acerca de lo que es el bien y cómo alcanzarlo.

7.- Bienaventurado el docente que incita a sus alumnos a ser los que  cambien las estructuras a través el amor.

8.- Bienaventurado el docente que promueve en sus alumnos una personalidad fuerte y decidida, comprometida por el Reino de Dios hasta las últimas consecuencias.

9.- Bienaventurado el docente que busca que sus alumnos se enriquezcan con todo lo creado por Dios descubriendo leyes y principios de la naturaleza y de la sociedad, siendo asó cooperadores en su progreso integral y cristiano en la comunidad.

10.- Bienaventurado el docente que engendra cada día, en el aula, una pequeña comunidad y no muchas islas perdidas en conocimientos.
Liliana Pascuzzo

Publicar un comentario