Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 7 de enero de 2012

Año Nuevo Ortodoxo en Rusia...


Muy pocas personas saben que hoy día, en la noche del 13 al 14 de enero, en varios países de la ex Unión Soviética se celebra el Año Nuevo Viejo (Старый Новый год) o el Año Nuevo Ortodoxo. Me gustaría explicarles un poco esto...

En los tiempos paganos el Año Nuevo en Rusia antigua se celebraba el 22 de marzo, el día del equinoccio primaveral y fue relacionado con el ciclo agrícola. Con la adopción del Cristianismo el calendario bizantino de a poco empezó a sustituir al antiguo y el Año Nuevo empezó a celebrarse el 1 de septiembre. Durante mucho tiempo después seguían con esa confusión y en varios lugares el Año Nuevo se celebraba en marzo, es decir, en la primavera. Sólo a principios del siglo XV se definió formalmente el 1 de septiembre como el inicio del Año...





El año 1699 según el Decreto de Pedro I (Pedro el Grande) la celebración del Año Nuevo se corrió para el 1 de enero según el nuevo calendario gregoriano. Sin embargo, la Iglesia Ortodoxa siguió usando el calendario juliano que hasta ahora tiene una diferencia de 13 días con el calendario gregoriano... 

En el año 1918 poco después de la Revolución, se "eliminó" esta diferencia de 13 días entre el calendario europeo y el ruso con la implementación oficial del calendario gregoriano. De esa manera aparecieron dos "Años Nuevos": según el calendario moderno y el antiguo. Para muchas personas creyentes el Año Nuevo Ortodoxo tiene un sentido especial pues después de guardar el ayuno navideño ya pueden festejar la llegada de un año nuevo como corresponde.

Como verán, en invierno allá lo pasamos súper bien, empezando con la Navidad Católica, pasando por el Año Nuevo que se celebra el mismo día que aca, pasando por la Navidad Ortodoxa y terminando por el Año Nuevo Viejo. Las fiestas de Diciembre-Enero son las más bonitas y deseadas por todos los rusos. Es una fiesta familiar. La gente suele celebrarla en casa y en estos días todo el mundo hace muchos regalos. Es una fiesta en la que la gente se reúne para celebrarla junto con los amigos y personas más íntimas...

 La tradición de celebrar la fiesta el primero de enero apareció en Rusia hace tan sólo tres siglos. Antes, enero no era diferente de cualquier otro mes porque el año nuevo agrícola comenzaba el primero de marzo y el seglar, el primero de septiembre. Pero en el año 1699, el emperador Pedro I emitió un decreto por el que se ordenaba celebrar el Año Nuevo el uno de enero...







Después del decreto de Pedro I "Sobre la celebración del Año Nuevo" a la manera europea, el abeto se convirtió en un símbolo de esta fiesta en Rusia. Siguiendo las órdenes del zar, los moscovitas adornaron por primera vez sus casas con motivo del Año Nuevo con ramas de pino, abeto y enebro según los casos.

Esta tradición proviene de la comunidad de los residentes de origen alemán en el país. Los alemanes creían que la pícea (parecida al abeto común) es un árbol sagrado, en cuyas ramas viven espíritus buenos del bosque, defensores de la verdad. El árbol con su verdor perenne representaba la inmortalidad, la eterna juventud, la valentía, la lealtad, la longevidad y la dignidad...


Los rusos consideraban que el Año Nuevo se debía celebrar con ropa y zapatos nuevos, como símbolo del inicio de una nueva etapa vital. Por lo general, antes de Año Nuevo se cobraban todas las deudas, se perdonaban todos los males, se hacían las paces y se pedía perdón por todas las ofensas. Antiguamente, la entrada de año se celebraba también sacando de las casas todos los platos y muebles rotos y lavando las ventanas y los espejos.

A la Nochevieja se la llama "la noche generosa". Una abundante mesa festiva según la antigua creencia garantizaría el bienestar en el próximo año y se consideraba clave para la riqueza de la familia. Por lo tanto, trataban de servirla con todo lo que quisieran tener en abundancia en el futuro. En la cena servían carne, cereales y empanadas, cocidos, compota de frutas, cerveza y pasteles con diferentes rellenos. También ‘kisel’, jugos de frutas y bayas, jarabes, mermeladas y leche con añadido de patata o de almidón de maíz o fermento de maíz...


“Pasarás el siguiente año tal y como lo recibas”, dice un famoso refrán ruso. Por eso, es muy habitual celebrar esta fiesta con verdadera euforia, con muchas risas y ruido, mucha alegría, para que los recuerdos de esta noche se conserven durante los siguientes 365 días.

Y si alguien no tiene suficiente con una Nochevieja al año, en Rusia puede celebrar dos. Debido al cambio de calendario, tras el Año Nuevo “oficial”, se puede celebrar la noche del 13 la Nochevieja según el calendario juliano: el llamado “Viejo Año Nuevo”. En realidad no se trata hoy en día de una fiesta oficial, pero es una buena excusa para reunirse de nuevo con los amigos.
Publicar un comentario