Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

lunes, 12 de septiembre de 2011

Restaurante “Waimannhauss” en pueblo Santa María


 
Javier Graff, Chef profesional, que junto a su señora Ingrid está poniendo en valor la mansión antigua de “Waimanhaus” que será destinada a un restaurant de comidas típicas con un sinnúmero de variantes 

Javier estudió y se recibió en Mar del Plata, después paseó su labor profesional y cosechando experiencia en Buenos Aires en diversos hoteles y restaurantes de prestigio internacional. Hace un tiempo regresó a su pueblo natal con su familia y dispuesto poner en práctica una serie de proyectos, todos innovadores para la colonia, con el afán de contribuir al turismo en nuestras colonias…

El proyecto que está demandado mucho esfuerzo, tanto monetario como en horas de trabajo, pues todo lo hace él con sus propias manos la puesta en valor de la antigua mansión de los ‘Waimann’, más conocida en la jerga popular como des “Waimanhaus” y justamente ese es el nombre que le dará al futuro restaurant.
 
La antigua casa fue construida por Godofredo Weimann en el año 1918 o sea que tendría 93 años de antigüedad. Allí funcionó el primer teléfono público de Santa María y a lo largo de 45 años desarrolló actividades la oficina del Registro de las Personas en una habitación alquilada con vistas a la calle…

Con increíble estoicismo, entrega y una iniciativa imbuida de ardiente fervor está trabajando a full para cambiar una vieja construcción que estaba socavada para convertirla en un restaurante-museo, por las características de la vieja casona.  Un lugar místico y misterioso, bien reciclado, bien decorado.  El lugar vale la pena hacer una recorrida por la casa conociendo  historias interesantes sobre su dueño original y la construcción de la casa…

Javier Graff y su esposa Ingrid se deleitan del hermoso lugar. Acompañados de sus hijos Julieta (3 años) y Valentín (9 meses) disfrutan  de un histórico patio interior, al que se accede a través de una típica galería, bordeada de las clásicas cenefas de las viviendas alemanas. 

Allí  perciben y son arrullados por el canto de los pájaros, el aire límpido que se inhala y atesorando una esplendorosa fuente de agua que ha sido una reciente incorporación. Ya está funcionando a pleno la cocina ofreciendo en esta primera etapa los fines de semana ‘comidas para llevar’ con una exquisita variedad de menús.
Publicar un comentario