Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

martes, 1 de marzo de 2011

Mitos alemanes del Volga "Agárrate Catalina..." Por Germán Sack


A partir de un intercambio de ideas muy interesante que se originó con un amigo, sobre la frase "agárrate Catalina..." surgió el tema de ciertos "mitos" que se presentan cada vez con más frecuencia en nuestra colectividad

Respecto de esta frase, este amigo me hizo recordar que en algún lugar de la bibliografía sobre los alemanes del Volga, un autor relacionaba el "agárrate Catalina" directamente con nuestra colectividad, donde el nombre Catalina (es cierto) está muy presente…

Ante la duda recurrí a internet y encontré dos versiones sobre el origen del dicho: "agárrate Catalina que vamos a galopar".
Una hablaba de Catalina, una trapecista desafortunada de un circo porteño en los años 40, que había perdido a toda su familia en actuaciones circenses, y a la cual el público gritaba cada vez que salía a escena: "Agárrate Catalina...". Otra historia, que echa por tierra con esta mencionada, menciona que es una frase que el popular jockey Leguizamo le decía a una yegua llamada Catalina, antes de cada carrera en que corría montado en ella. Sea cual fuere su origen, la frase se encuentra relacionada al lunfardo, y a la cultura porteña. Mención de un origen alemán del Volga... ninguna. Misterio…

Este simple hecho me hizo pensar en cuántos mitos mantenemos como comunidad respecto de nuestros antepasados. Mitos que analizados a la luz de la historia y de otros factores se muestran ante nosotros como lo que realmente son: mitos…

Así por ejemplo, muchos habremos escuchado "los alemanes del Volga, un pueblo que sufrió tanto!". ¿Sufrimiento? ¿Mucho? ¿Todos los alemanes del Volga sufrieron? ¿Cuántos sufrieron y en qué momento histórico? ¿Es posible "medir" cuándo un pueblo sufrió mucho y cuándo no? Si hablamos de que "sufrían" en las tierras alemanas antes de partir a Rusia, ¿tenemos razón? Podemos decir que sufrieron privaciones en las primeras etapas de su historia en Rusia, pero luego, ¿siguieron sufriendo sin parar? Sabemos las historias de la deportación a Siberia que sufrieron los que quedaron en Rusia en el año 1941, pero por ella no pasaron nuestros antepasados que buscaron nuevos horizontes en América. En todo caso, los nuestros, sufrieron la deportación al no tener más noticias de sus parientes. Pero entonces, ¿podemos decir "¡Cuánto sufrieron!" cuando en realidad no sufrieron ni más ni menos que muchos otros pueblos a lo largo de su historia?...

Otro mito: "¡Eran todos tan pobres!" "En Rusia había tanta pobreza por eso se vinieron a América". Seamos fieles a la verdad: entre los alemanes del Volga, como entre todos los pueblos, había pobres, ricos, gente que vivía bien de su trabajo y gente que trabajaba y apenas ganaba lo suficiente para alimentarse. Pero no todos eran pobres, y la pobreza o el hambre no fue una causa para la migración a América, como tampoco lo fue en muchos casos para la migración anterior, de las tierras alemanas a Rusia. Me pasó escuchar en estos días un concepto, y lo cito sólo a modo de ejemplo, sin ánimo de crítica a quien lo expresara. Me dijeron algo como "los trajes que usaban en Rusia eran de pocos colores, oscuros, quizás por la pobreza"... Podemos decir ante esta suposición que un vestido oscuro puede ser muy caro también, y además no todos los vestidos o trajes usados por nuestros antepasados eran oscuros. En el caso de los vestidos de las mujeres el color dependía de la edad de las damas. Las jóvenes podían usar colores más claros. Eran vestidos sobrios, cerrados, etc. pero esto quizás estaba relacionado con un tema religioso más que con el poder adquisitivo…

Otro concepto que escuché algunas veces, es uno que dice: "La guerra de los siete años y la guerra de los treinta años, influyeron en la decisión de emigrar a Rusia". No estoy viendo los años en que ocurrió cada guerra en este momento pero sé que cada una estaba separada de la otra por varios años entre sí. La zona que cada guerra castigó en forma directa, no fue precisamente la zona donde nuestros ancestros habitaban. Podemos decir que quizás fueron los ecos de aquellas guerras, los que hicieron temer la venida de otras, y motivar la partida a Rusia. Es cierto que los motivos religiosos, que se relacionaban con las guerras en esa zona, también pueden haber influido en los deseos de emigrar ante las promesas de la corona rusa, pero podríamos pensar que quizás el motivo principal fue el deseo de ascenso social, el escalar posiciones en la jerarquía social de la época, lo que llevó a nuestros antepasados a Rusia...

Este es un concepto que no tenía tan claro hasta hace poco. Esta gente de Hessen, del Palatinado y de otras regiones se sintió atraída por la idea de que, al ir a Rusia, ya no dependerían de la voluntad de un noble de un condado o provincia, sino que tratarían directamente con funcionarios de una emperatriz. Serían "más libres"…

Me pasó muchas veces en caer en estos conceptos, decir, y hasta escribir: "Los alemanes del Volga eran tan pobres, los alemanes del Volga son un pueblo que sufrió mucho, las guerras motivaron que los alemanes fueran a Rusia", pero luego de charlar, y analizar ciertas cosas podemos decir que nuestra colectividad es amiga de crear muchos mitos alrededor de su cultura y de su historia, quizás como todas las colectividades, culturas y pueblos…

A los mitos generales, colectivos, de grupo, se suman una gran cantidad de "mitos familiares", que cuando son analizados seriamente, y comparados con los registros históricos, entran en crisis.

¿A alguno de ustedes se le ocurre otro "mito" alemán del Volga?

Germán Sacks
Publicar un comentario