Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

domingo, 20 de febrero de 2011

Entre emocionantes y conmovedores encuentros y reencuentros de los Duckwen o Dukwen… Más de cien años de historias no compartidas, más de cien años que poco a poco se va completando. Los Duckwen, una familia hecha de recuerdos…



Ya se habían reencontrado en Alemania y ahora dos hermanos con sus respectivas esposas se allegaron a las colonias para devolverles la visita y reencontrarse con sus demás parientes. Un emocionante encuentro familiar se vivió hace una semana y por espacio de varios días, entre la familia Dukwen/Duckwen quienes se reencontraron después de más cien años, una historia con final feliz, de las tantas que están surcando los vientos de la búsqueda entre los alemanes del Volga…

Donde un día del año 1763, emigra un Duckwein de Estrasburg condado de Elsass de la antigua Alemania (Elsass o Alsacia formó parte de Alemania hasta el final de la 1ª Guerra Mundial en 1918, cedida o tomada por los franceses, así hoy en día es una provincia francesa, en que los antiguos moradores hablan todavía en el día de hoy un dialecto alemán), junto a los miles que fueron en busca de paz y trabajo para sí y sus hijos y nietos… 

Cofundaron Steckarau en donde vivieron y trabajaron varias generaciones hasta que el Zar dispuso la rusificación de la Colonización Germana del Volga. En el año 1907 decidieron seguir a los miles y miles que buscaron nuevos horizontes y destinos en América, y se dio que falleció la señora de uno de los hermanos, que por tal motivo se quedó en el Volga. Así se separaron y nunca se volvieron a juntar. Uno en Argentina, primero en Santa Teresa en La Pampa después en Santa María y San José en Coronel Suarez, buscando siempre mejores destinos y lo lograron…

El otro se quedó en su aldea y crió a sus hijos y nietos hasta que sobrevino la 2ª Guerra Mundial en donde son acusados por Stalin de ser espías, fueron deportados rumbo a Siberia, comenzando a vivir una era de terror, desolación, muertes, hambre y frío, Recordar hoy todavía se les llena los ojos de lágrimas. Después vino la era posguerra donde se le alivianaron sus pesadas cargas y comenzaron una nueva vida entre recuerdos, lagrimas y trabajando, levantaron y progresaron a pesar de las injustas medidas que tomaban en su contra. (Ver libro ‘Deportación a Siberia”) Hasta que llegó la Perestroika y los Dukwen prepararon sus valijas, no sin antes tener que hacer un sinfín de papeles y volvieron a la antigua ‘Heimat’ en Alemania en el año 1991…

Nuestro común amigo Arnd Schmidt, conocedor de la historia de Néstor y su afán de buscar sus parientes y tanto buscar y seguir buscando hace unos años, con motivo del viaje de Néstor y Susana (su esposa) a Alemania se reencontraron los descendientes de aquél “Duckwein” que salió del cantón alemán de Elsass. La historia es muy singular, Gracias a Arnd que ha realizado un trabajo de integración e investigación de la familia a lo largo de toda Alemania, Rusia, Kazakstán, Argentina, les ha permitido conocerse y encontrarse. 

Comentaba Néstor que el hecho de saber que pudiera haber parientes en algunos de esos países, le provocaba una gran angustia, «lo cual hoy es alegría y satisfacción por tener un gran grupo familiar  y en estos largos 104 años cierra el círculo familiar que es muy importante...
Los Dukwen (tal como lo escriben ellos o lo inscribieron así) viven en un pequeño pueblo al norte de Alemania, muy placentero y apacible. Viven en la misma aldea casi todos los hermanos y los que no viven a 100 y 170 kilómetros de distancia.  Las vueltas que da la vida, cuando el abuelo de Néstor y su hermano estaban ya listos para partir hacia América, precisamente hacía la Argentina, falleció la esposa de su hermano, entonces decidió quedarse en el Volga, donde pasaron las mil y una con la revolución roja, las hambrunas y al final la deportación a Siberia, cuando estaban contando esas vicisitudes las lágrimas relucían en sus ojos y rodaban libremente por sus mejillas a Antón y Emma…
Así entre narraciones y acontecimientos que fueron sucediendo en lo largo de esos 104 años de la disgregación de la familia. Pasó el tiempo y a la hora de despedirse con los primos encontrados, vislumbraron lo susceptible que estaban pues una excitación extraña nunca sentida antes inundó el entorno, al descubrirse unos a otros con los parientes que habían quedado en el Volga.
(Continuará)
( En la imagen: Antón y Tatiana Dukwen (Geboren Markus); Alexander  y Lydia Dukwen (Geboren Gebel), mientras en los rostros de los anfitriones Nelly y Néstor Duckwen está el orgullo de haber recibido la visita de sus parientes)

2) En Alemania quedaron los padres de ambos, Antón Y Emma, quienes con más de ochenta años y que con los años los dolores de las guerras pasadas, los padecimientos siendo niños y jóvenes, se hacen sentir en los huesos

3) Streckerau, la aldea en el Volga donde vivieron las generaciones de Duckwen, hasta su deportación a Siberia
Publicar un comentario