Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

lunes, 10 de enero de 2011

Lommeschtone haiser (Lehmstein Haüser)… Casitas de adobe… 2ª parte


 
  Wie mer lommeschtone haise bauen
(Cómo construir una casa de adobe)

Indagando en la historia cotidiana de los abuelos, tan pletórica de anécdotas y remembranzas plenas de sabiduría natural, Suplemento Nuestras Colonias logró dar forma al proceso de elaboración que usaban los ancestros para construir ‘die lommeschtone haise’…

De los comentarios obtenidos, podemos inferir que el proceso de elaboración utilizado se iniciaba cuando se hacían primero el pisadero y luego con la ayuda de parientes o amigos, se comenzaba la fabricación. "se realizaba un hoyo en donde se depositaba en partes iguales, tierra, paja y agua. La paja era de un cereal o si no aquí en la Argentina usaban la ‘paja vizcachera’ para obtener una pasta más resistente y de fácil manejo, debía ser fino, para no dificultar luego el posterior armado de los adobes o ladrillones...

Una vez reunidos los elementos se debía mezclar hasta obtener una masa compacta y resistente. Llevándose a cabo este trabajo mediante el pisoteo de caballos. Cuando la mezcla estaba lista se llevaba a cabo la confección de los ladrillos introduciendo el barro dentro de un molde que una vez seco era desmoldado. Se hacán de promedio de 800 a 1000 por día…

A partir de ese momento - seguían explicando los abuelos -entraba en juego la habilidad del constructor. Porque de él dependía que la vivienda sea erigida en su máxima perfección. Se levantaban las paredes y techaba, tarea que no duraba más de tres o cuatro días. Generalmente las casas de adobe tenían 40 cm de espesor, la que eran construidos sin cimientos y con techo a dos aguas. Su altura por lo general era baja no superando los tres metros. Si no había chapas de cinc disponibles, los techos lo hacían con paja, sobre el cual eran puestas unas piedras para que no se lo llevara el viento. Pero la mayoría, hacían los techos con chapas y colocaban la paja encima, después de cada cosecha era renovado…

La vivienda se construía uniendo los ladrillos con barro. Se colocaban varias líneas de alambre en forma horizontal de los parantes de la estructura previamente realizada, donde se iba entretejiendo manojos de paja hasta cubrir toda la pared. La paja en el interior de la pared es lo que servía de aislante. Lo que era acentuado colocando también paja sobre el techo…

Luego de concluida esta labor, los hombres preparaban más barro pero esta vez para revoque. Las tareas de revoque y blanqueado de las paredes eran efectuados por las mujeres. En todos los casos, el revoque de las paredes se efectuaba con barro, que una vez seco era blanqueado"…

(Continurá)

Publicar un comentario