Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

martes, 18 de enero de 2011

El arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, Jorge Mayer, falleció a la edad de 95 años



Siendo por años mí guía bienhechor y amigo personal, al que iba a visitar cada tanto y en especial en vísperas de una operación de las tantas que tengo. El me ayudaba con sus oraciones para que todo saliera bien. Siendo titular de la Arquidiócesis bahiense fueron varios los hitos que conmovieron no sólo a la feligresía sino a toda la región…

Jorge Mayer nació el 20 de noviembre de 1915 en San Miguel Arcángel, provincia de Buenos Aires, en el seno de una familia descendiente de alemanes del Volga. Etnia que estaba orgulloso de pertenecer…

El 24 de marzo de 1940 fue ordenado sacerdote, y el 9 de julio de 1957, obispo de la Diócesis de Santa Rosa, provincia de La Pampa. El 31 de mayo de 1972 el Papa Pablo VI lo ordenó Arzobispo de Bahía Blanca. Finalizó su actividad pastoral el 31 de mayo de 1991, momento en que cumplió los 80 años como está establecido llegando a ser entonces Arzobispo Emérito cuando cesó de trabajar de manera activa en 2006, a pesar de su edad…


 “Los años de su actividad pastoral fueron pródigos en hechos y en realizaciones que pusieron siempre de resalto el amor del pastor por su grey, su permanente instancia a salvaguardar los valores de la familia, de la comunidad, y un constante trajinar por ciudades y pueblos, con una sencillez y bonhomía que raramente podrán olvidar quienes tuvieron el privilegio de tratarlo y sentir su poderoso influjo espiritual”...







 “Monseñor Mayer, más allá de su alta investidura eclesiástica fue, en esencia, un sacerdote. Ejerció su magisterio con la plenitud de las almas puras, aquellas tocadas por la pasión del amor a Dios. Lo hizo con pareja y bienvenida generosidad y con la sencillez y humildad que singularizaron su existencia. Su desaparición física, ocurrida  a los 95 años de edad, no borrará el recuerdo del buen pastor, de palabra clara y conceptos nítidos, fiel siervo de Dios y de la Iglesia”.


 Como lengua materna, Mayer hablaba el dialecto alemán como así también el idioma español. Nació y se crió en una localidad habitada por descendientes de alemanes. La fluidez con que hablaba y escribía en italiano, además del alemán standart y portugués. En 1987 fue quien recibió al Papa Juan Pablo II cuando visitó la ciudad de Bahía Blanca…

Llevaba una vida activa, leía mucho. Tenía en su anaquel todos mis escritos. Tanto los libros, como fascículos como suplementos. Se apagó una vida dedicada a expandir bendiciones por todo lugar donde iba, su vida rica en matices y en acontecimientos, donde brillaba su profunda fe y profundos decires que se guardaran por siempre en la memoria pero más en el corazón de quienes podíamos enorgullecernos de conocerlo personalmente...

Descansa en Paz, tu paso por la vida ha sido más que fructífera dedicada a expandir la fe en Dios!!!!!!!
Publicar un comentario