Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 13 de noviembre de 2010

Museo Nacional Argentino... "Informe sobre la Inmigración de los Alemanes del Volga en la Argentina" - 3ª nota


Se agruparon en aldeas

Los alemanes ocuparon más espacio, en mayor cantidad de departamentos o partidos. Se agruparon en aldeas, siguiendo sus ancestrales costumbres, lo que significó desobedecer, de entrada, las disposiciones oficiales para su asentamiento definitivo: Fieles a la costumbre, una vez llegados al sitio provisorio, los alemanes del Volga se ubicaron desde un principio por separado: católicos por un lado, evangélicos por el otro  y dentro de estos grupos, a su vez, por aldeas de procedencia

En eso estaban cuando el Administrador Navarro comenzó a notar sus peculiaridades en materia de agrupamiento y religión pero inicialmente nada ocurrió... Llegado el ansiado momento de instalarse definitivamente en sus chacras, el procedimiento seguido por los colonos fue exactamente el mismo, a pesar de las advertencias, consejos y órdenes perentorias recibidas.


Se suscitó un agudo conflicto en el cual la provincia hubo de solicitar la mediación nacional, que resultó, a la postre, favorable en un todo a los deseos de los colonos, pero contrariando totalmente las disposiciones previstas para el caso. No hubo, pues, sorteos de chacras, ni trazado uniforme de villas, ni concentraciones masivas de familias, sino aldeas a la usanza alemana de Rusia dispersas sin organicidad alguna en la campaña, surgidas por agrupación espontánea con motivación religiosa: católicos, protestantes,  y dentro de éstos últimos, según credo: Evangélica del Río de la Plata, Evangélica Bautista Alemana, Iglesia Luterana Argentina, Adventista del Séptimo Día, Etc.

 La segunda motivación fue puramente familiar: miembros de un mismo tronco genealógico armaban su propia aldea. La tercera razón surgió luego de un tiempo de arraigo: desinteligencias, roces entre familias, discusiones con el pastor o sacerdote, hacían que varios jefes de familia, reunidos sus ahorros, compraran tierras en otros sitios y se trasladaran a ellos, fundando nuevas colonias. Algunos autores han pretendido ver en ello una manifestación temprana de cooperativismo.

Queda demostrado además que, en lo atinente a los asentamientos familiares propiamente dichos, los alemanes hicieron uso y abuso de sus prerrogativas, no resignando ninguno de sus derechos ni cooperando con la puesta en práctica del programa dispuesto para ellos por las autoridades.

(continuará)

Publicar un comentario