Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

lunes, 15 de noviembre de 2010

Helmut Ditsch… hizo cumbre en la montaña del éxito


Es uno de los pintores argentinos contemporáneos más cotizados. En Europa, los coleccionistas se disputan sus obras por cifras que llegan al medio millón de euros.

Curioso destino el de algunos argentinos que deben planificar con antelación a un país propio pero can sabor a ajenos. Helmut Ditsch es uno de los artistas plásticos argentinos (vivos) más cotizados del mundo. Pero no forma parte de élite argentina que lo mira de soslayo.

El reconocimiento que aquí no le sobra lo encontró en Europa: El Banco Central de Austria compró su pintura ‘La Cordillera’ por 300.000 dólares y un coleccionista privado dobló la apuesta y pagó 600.000 dólares por la obra ‘Los Diez Mandamientos II’.

En todos estos años, apenas dos veces volvió a su tierra a exponer. Y, en ambas, dejó en claro que no le faltan seguidores: 220 mil personas conocieron –o se reencontraron- con sus obras, durante una muestra realizada en el Museo de Bellas Artes. Y más de un millón y medio se maravilló con  sus pinturas en la Feria Internacional del Libro.


Experto montañista, su obsesión por el detalle lo ha llevado a visitar a cada uno de los lugares que elige pintar, como el glaciar Perito Moreno. “Una obra emociona sólo se es una traducción de algo vivido. En ese caso, es como un médium, un transporte de emociones. La mano humana tiene la capacidad de plasmar eso. El sentimiento que uno vive mientras trabaja queda ahí, en distintas dimensiones. En ese sentido, considero que la escalada de montañas es una actividad metafísica”, afirma el hombre que cree en la energía de la naturaleza… que crea con la energía de la naturaleza.

Su peregrinar…

Helmut tenía 7 años y una infancia feliz. Su madre falleció cuando él tenía siete años y su padre no tuvo mejor idea que decirle que de allí en adelante, ella estaría en las flores, en las montañas y en la naturaleza. Hoy, 36 años después, se le iluminan los ojos  cuando cuenta cómo escurrió el dolor a través de una inquietud artística sorpresiva. Escaló el Aconcagua.
Mitad en castellano y mitad en algo parecido al alemán cuenta que allí, a 6959 metros de altura en la cima, lo esperaba la revelación: "Una puerta que debía abrir". Subir a la montaña –cuenta– fue una proyección.  Al bajar todo tomó otro color. "Supe que no tenía que demostrarle nada a nadie y me convertí en una persona feliz".
Asegura durante una cálida tarde compartida en el hogar de su padre en Villa Ballester, viejo amigo de ‘Nuestras Colonias’ Walter Ditsch, actual presidente del ‘Deutsch-Argentineschen. Turn und Sportverband’ y antes Presidente de los “Amigos del Hogar Funke”…
 Helmut hace un par de meses fue recibida por la Presidente Cristina, que admiró y elogió las obras del artista. Le regaló su libro: “El triunfo de la naturaleza”. El volumen, desarrollado como artículo de lujo (fue editado en Alemania), atesora más de 200 páginas y fue traducido a tres idiomas

Es argentino, de Villa Ballester, nació en el seno de una familia de origen germano. Se fue del país sin dinero, ahora vive en un castillo en Irlanda y un chalet en Austria y a tener una Ferrari último modelo estacionada en el garaje. Y es el pintor argentino vivo mejor cotizado del mundo y por sus cuadros se pagan cifras más altas que por una obra de Berni…

(Continuará)
Publicar un comentario