Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

martes, 23 de noviembre de 2010

Museo Histórico Nacional Argentino... "Informe de la Inmigración de los Alemanes de Rusia"... 5ª nota


  
La ausencia de pastores o sacerdotes  fue común en todas las colonias. Para los alemanes el problema se resolvió, siguiendo la costumbre ancestral, en la asamblea comunitaria, según lo indicado por el más anciano: iniciaron por cuenta propia la organización de la enseñanza elemental para sus aldeas, siguiendo el esquema ya conocido en el Volga; reapareció el "Leher", maestro, pagado por toda la comunidad o a veces por un grupo de familias, y los niños recibieron su primera instrucción en alemán.

La tarea del Schulmeister en la parroquia, por su lado, reforzaba y completaba este tipo de educación que apuntaba, -al tiempo que garantizaba una satisfactoria alfabetización- a la conservación del idioma.

La jerarquía tradicional indicaba que primero, estaba la autoridad del pater familias, en segundo lugar, la del  consejo de ancianos, y luego la del pastor o sacerdote, indicando, en cada caso, las pautas internas y externas de conducta a seguir:..

Todas las aldeas recuerdan con cariño sus Schulmeister, que a lo largo de su historia supieron apuntalar la fe religiosa, dar los primeros contenidos culturales, mantener y aumentar el conocimiento de la religión de sus hijos. Tal fue la importancia de este singular personaje, que en la historia de todas las aldeas destacan el rol importante que cumplían en la comunidad, como también una cantidad de anécdotas referentes a su accionar. Generalmente eran hombres de carácter severo que querían con sus actitudes responder a las expectativas de los padres y también cumplir con la delegación de ciertas tareas que les hacían los sacerdotes, imposibilitados de estar presentes en todas las actividades que requiere la fecunda vida religiosa que se llevaba a cabo en todas las aldeas.

Estas claras pautas gregario culturales siguieron en las aldeas alemanas hasta la década del  año 40, en que la situación internacional influyó en el cierre de las escuelas comunitarias, y a partir de esa etapa se inicia el lento pero inexorable proceso de pérdida del uso del idioma nativo y fuera una de las pautas de no integración al medio más notables en todo el proceso de arraigo.

Una reconocida especialista ha opinado al respecto que:... "Los alemanes del Volga constituyeron una de las excepciones más notorias a este acelerado proceso de asimilación lingüística debido a su aislamiento rural, su experiencia previa como grupo migratorio y la brecha lingüístico-cultural que los separaba del grueso de la población".

En esto, los liderazgos comunitarios fueron factor decisivo: con toda naturalidad, la comunidad delegó en los miembros más cultos y preparados de cada comunidad, la toma de decisiones cotidianas, jefes de familia con notable nivel educativo,  encararon con espíritu idealista y gran empuje una labor que no conoció el descanso ni le temió al fracaso.

(continuará)
Publicar un comentario