Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

martes, 6 de julio de 2010

Ellas al desnudo, por Iberoamérica

La Muestra “Ellas al desnudo”, fue distinguido por el programa Ibermuseos, una iniciativa intergubernamental iberoamericana. De 96 proyectos de diferentes países hubo 4 seleccionados de la Argentina. La muestra itinerante de ropa interior que cuenta el rol de las mujeres en distintas épocas ideada por la directora de los Museos de los Pueblos, Maribel García trasciende las fronteras como proyecto innovador…


Todo comenzó con un puñado de enaguas, cofias y camisones de 1900 hasta que, poco a poco, se fueron desnudando historias de mujeres y secretos de familia de ayer y de hoy. Así más de 300 prendas, una atractiva pasarela y las ganas de contar desde la ropa interior sirvieron para revelar el rol que ocupó la mujer en la historia pasada y reciente. La iniciativa fue impulsada por la directora de los Museos de los Pueblos de la Municipalidad, Maribel García y trascendió las fronteras de Olavarría para mostrarse en también en Laprida, La Plata y Uruguay. (‘Nuestras Colonias, la ofreció a las instituciones de las colonias para la Kerb, pero por falta de apoyo, no se pudo concretar) Y recibir una mención de honor del Premio Iberoamericano Educación y Museos, dependiente del programa Ibermuseus, por la presentación del trabajo "El impacto educativo de Ellas al Desnudo".

El programa Ibermuseos es una iniciativa intergubernamental vinculada a la Secretaría General Iberoamericana y cuenta con el apoyo de la Organización de los Estados Iberoamericanos, el Instituto Brasileño de Museos y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Este año contó con 96 proyectos presentados por 16 países iberoamericanos y hubo 4 trabajos argentinos seleccionados, siendo "Ellas al Desnudo" uno de los 20 trabajos que serán publicados como proyectos innovadores.

La acción educativa ha sido una de las principales áreas de actuación de los museos pudiendo contribuir significativamente a la armonía social, el fortalecimiento de los derechos humanos y de una cultura de la paz a través del estímulo y aceptación de la diversidad cultural y de las distintas identidades que en Iberoamérica componen un amplio abanico de realidades.

Ellas al desnudo fue convocante desde el inicio y el período histórico que se tuvo en cuenta fue desde la creación del mundo, por ese motivo cuando comienza el desfile ingresa Eva, un body painting, realizado por una artista plástica, y mientras ella baila se hace referencia a los comienzos, como se empezó a tapar el cuerpo desnudo, pasando por las características históricas y sociales de las distintas épocas para llegar hasta la actualidad, fundamentalmente dentro de la tradición de Occidente. Por ese motivo para cada muestra se pide a las dueñas de la ropa interior que fueran ellas las que la exhibieran en el desfile.

Inicialmente surgió como una muestra itinerante de 300 prendas de ropa interior de 1900 y hoy es también parte de una investigación de la directora de los Museos de los Pueblos. La propuesta se expuso en las II Jornadas sobre Patrimonio Cultural y Vida Cotidiana del Mercosur y atrajo el interés de los uruguayos Anabella Loy y Daniel Vidart, autores del libro "Cuerpo vestido, cuerpo desvestido" que participaron de la última muestra Libros en Olavarría.

"Nuestras modelos son modelos diferentes, por tratarse de mujeres cotidianas, se incluyeron niñas pequeñas y hasta señoras de 80 años, en todos los casos fueron invitadas y se les comentó cuál era la función del desfile", plantea la autora de esta iniciativa en la presentación del proyecto que finalmente fue distinguido.

Justamente se puso en la vidriera la vida y las historias de mujeres que pasaban horas y hasta días enteros pegando puntillas, eligiendo encajes, armando corpiños o cosiendo enaguas que usarían, muy probablemente, una sola vez en la vida. Y que luego guardaban entre tules esos ajuares de blanco inmaculado, junto con las cartas de amor y álbumes en sepia, como los tesoros más preciados, íntimos y a la vez intransferibles. Justamente esas mujeres son las que abrieron el baúl de los recuerdos para desnudar cómo vivían y se vestían en el mil novecientos. Una muestra itinerante imaginada para recorrer las geografías más próximas y que hoy trasciende fronteras y se destaca por lo que cuenta. Y lo que enseña.

Publicar un comentario