Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

jueves, 5 de septiembre de 2013

Proyecto Pulperia: Iglesia en López Lecube, Partido de Puán...



El 12 de Octubre de 1880 el Gral. Julio Argentino Roca asumió la presidencia de la Nación. En ese entonces había una preocupación principal que aquejaba a todos los gobernantes "La Conquista del desierto". Este lugar, al igual que casi toda la provincia de Buenos Aires y La Pampa, era un desierto con piquillines, ohañares y otros arbustos. 

Un 8 de noviembre de ese año, llegó por estos pagos el joven visionario, Don Ramón López Lecube, nacido el 21 de Abril de 1852 en Goya Provincia de Corrientes. Fue a instancias de su amigo personal, Don Julio Argentino Roca adquirió en esta zona 50.000 hectáreas de campo, plantando aquí su establecimiento compitiendo con sus planteles, algunos de ellos de procedencia extranjera, tanto en Bahía Blanca como en Palermo y otras importantes ciudades del país. 

Es a través de esta actividad que se vincula con Bahía Blanca, interviniendo en empresas muy importantes entre ellas es fundador de la Sociedad Rural y del Club Argentino. Por el año 1905, vino lo que sería el progreso hacia aquí: el ferrocarril que cruzó estos campos desiertos. Don Ramón no estuvo ausente a este adelanto, ya que donó todos los terrenos necesarios por donde surcarían las vías férreas, y en su homenaje esta estación lleva su nombre: López Lecube. 

Corría el año 1887, cuando un día Don Ramón y su mayordomo Eduardo Graham, salieron a recorrer estos campos y ya atardecía cuando, de improviso, de entre las sombras surgió un grupo de indios que los persiguieron. Trataron de huir, pero los indios les dieron alcance. Don Ramón ya en la oscuridad hecho un ovillo en una gran vizcachera, se ocultó; mientras estaba oculto en el hueco, Don Ramón hizo una promesa de levantar en ese mismo lugar una Iglesia. Si Dios le permitía sobrevivir del peligro que estaba ocurriendo, 

Más tarde, el 31 de agosto de 1912, en este mismo lugar, por obra de la promesa formulada se erigió este templo, que más que una iglesia se asemeja a una catedral. 

La mayor parte de sus elementos que la adornan y enriquecen fueron traídos por Don Ramón directamente de Italia. Los altares, las magníficas esculturas y la Virgen del Carmen que está como custodiando en el frente, son labrados en mármol de Carrara. 

                          La iglesia se erige imponente en medio de la soledad de la pampa argentina 
Publicar un comentario