Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

jueves, 30 de mayo de 2013

El mundo de las emociones...

En el mundo de las emociones nada resulta tal cual lo percibimos con los sentidos. Frecuentemente utilizamos los sentidos para recibir aquello que proviene del exterior, la superficialidad con la que nos manejamos a menudo es el peor camino a tomar en pos del verdadero aprendizaje que nos transmite a diario la multiplicidad de eventos que se nos presentan en la vida, cada día es un nuevo punto de partida, es comenzar de cero, es una nueva oportunidad de abrir nuestros ojos, los ojos del corazón, aquellos que nos permiten ver más allá de los simples acontecimientos manifestados ante nosotros como símbolos.

En el mundo de las emociones lo que cuenta es darse cuenta, observarse, aceptarse y transformar todo aquello que representa una prueba de fuego que busca insaciablemente ser superada, que se presenta ante nosotros como un nuevo desafío, como amenaza de nuestra estabilidad psíquica, como intimidante ante nuestra ingenua e infantil pretensión de eludir y evadir. Con la idea de ocultarnos ante la intimidante presencia de las emociones nos auto programamos, nos ponemos las anteojeras de la obsecuencia, y nos dirigimos obstinadamente rumbo a nuestra propia condena, la condena de caer presos de la enfermedad que se manifestará en nosotros como ultimo recurso, como mensajero del ultimátum del entendimiento y la comprensión de que cuando huyes del llamado que resuena en tu interior. El camino es sin salida, corto e indefectiblemente conocido y, para nuestra sorpresa, no deseado.

Préstale atención a aquello que resuena dentro de ti. Escúchate. Obsérvate. Detente, y busca la aceptación. Cada emoción es una luz de alerta que intenta orientarte en las tinieblas de tu más profunda desazón, es la guía en tu eterna búsqueda de la armonía con el todo. Cualquier intento por escapar resultará, tarde o temprano, frustrado por la gracia de la sincronía. Antes o después, aquello que no entiendas por ti mismo te será revelado por la fuerza ineludible del Universo, y súbitamente, deberás responder por tu vida en la agonía que causa el estado desesperante de saber que tu Alma requiere atención urgente.

Pues ya no habrá sentido, ya no habrá motivos, ni habrá acaso ningún deseo que sobreviva ante la gran sabiduría que contiene cada emoción. Ni siquiera sobrevivirá al ensordecedor zumbido de la terquedad que se desprende de los pensamientos, los cuales, guiado por la razón,  pretenden imponerse a la noble y simple intuición, que es la reina de la emoción.

El dejar fluir libremente las emociones nos garantiza que nada quede dentro, que todo siga su paso, y que la experiencia sea vivida como una liberación, como energía que transforma, como un manantial de sensaciones que recorre nuestro cuerpo y nuestro espíritu, sea llanto o sonrisa, sea tristeza o alegría, sea angustia o felicidad, sea ira o compasión. Todas deben formar parte de la esencia de nuestras manifestaciones más sinceras. Son las emociones el nexo con nuestro interior, son el canal de conexión con aquello que llamamos nuestro ser más esencial, nuestro Yo superior. Deja que se manifiesten, y entra en el maravilloso mundo del sentir sin intentar entender, solo siente, acepta y transforma; ello te hará más sincero con lo que llevas dentro. Para quién no experimenta, la Vida es mera ilusión, y la realidad es producto de su imaginación. ¿Buscas acaso la auténtica comprensión en el cofre de los “ideales” pensamientos? (Alejandro D. Gatti)

Publicar un comentario