Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

viernes, 22 de marzo de 2013

Mensaje de esperanza... Secretos para ser felices...


Desde que tenemos uso de razón intentamos ser  felices. Buscamos caminos y medios, soñamos con tantos proyectos... Pero hay que respetar una escala de valores desterrando ocurrencias y caprichos... Como escribió Quevedo: “El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos”...

La propuesta es aceptar cada día así como viene, porque “vivir es nacer a cada instante” (Fromm). Hay que mantener el equilibrio en medio de las sorpresas que afectan la existencia propia y de los seres queridos. Un pensamiento de Maurois nos anima: “El secreto de mi felicidad es tratar las catástrofes como molestias y no las molestias como catástrofes”...


Saber elegir

Para ser feliz hay que saber elegir amigos que acompañen y ayuden a sobrellevar las cruces y a quitar esas piedras que asoman en el camino. Amigos que animen y enjuguen lágrimas. Según el proverbio irlandés, “las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman”...

La verdadera felicidad se construye sobre la base de la justicia y el fiel cumplimiento de las obligaciones, teniendo en cuenta que “el hombre justo y honrado es aquel que mide sus derechos con el metro de sus deberes” (Lacordaire)...

Nuestro paso por la historia nos conduce con frecuencia al tema de la muerte, tema que impresiona, conmueve y parece que destruye o atenta contra la felicidad. Thomas Mann aconseja: “Medita sobre la muerte y sé amigo de la vida”, también de la vida no nacida aún, como un día otros respetaron la nuestra...


Ser optimista

Para ser feliz hay que ser paciente, saber esperar y respetar los tiempos. Según un aforismo persa “la paciencia es un árbol de raíz amarga, pero que da frutos muy dulces”...


Ser optimistas es una de las columnas que vigoriza la felicidad. Como personas guiadas por la esperanza, pensemos cuánto bien podemos hacer animando y comprometiéndonos con nuestros hermanos de camino...

¿Es posible ser feliz en este mundo? Pemán nos ofrece esta respuesta: “No voy de la gloria en pos ni torpe ambición me afana; y al nacer cada mañana, tan sólo le pido a Dios: casa limpia en que albergar, pan tierno para comer, un libro para leer y un Cristo para rezar”...

A pesar de todas las pruebas que tiene la vida podemos ser felices y hacer felices a muchos.


Publicar un comentario