Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

domingo, 19 de agosto de 2012

Historia de vida… de Miguel Detzel… 2ª parte von Nathaismiscke… El carpintero y la persona...


Miguel y Rosa junto a sus hijos Luis, Carlos, Pancracio y Rosita

“Hace un año y medio que deje el taller… hacía trabajos para los amigos, a veces ni los cobraba y para los hijos un montón, hacia cajón para bibliotecas, cuchillos, mesadas, ahora no hago más nada. Hay que cuidarse del frio, hay que descansar, pero al no estar acostumbrado, cuesta mucho el estar quieto. Toda mi vida fui una persona de acción…
Ves todo lo que ves allá a fuera está dividida, tenía mi propia quinta y vendía mucha chucrut, con producción propia, en mi quinta no faltaba nada de nada, hasta árboles frutales y del gallinero que tenía, que se ve todavía, había un orden impecable...

Y la gente decía me voy a lo del “nathais” prefiero pagar un poco mas pero lo hace a mi gusto. Yo trabaje sesenta y tantos años en la carpintería y la mitad de los años a formarme a pulso vos sabes que antes se hacia todo a mano, lijaba a mano. Hasta que gracias un día me consiguió una máquina para trabajar. Y en poco tiempo me hice de máquinas gracias a su ayuda y después si trabaje como se debía  e incluso podía trabajar un poco más barato. Hacia bancos por 1,80 y 2,70 de cedro, macizos, puse muchas ventanas en casas (… explica en alemán en qué casas amuro ventanas), arreglaba ventanas y la gente me tenía mucha confianza, antes las monjas no te dejaban entrar, a sus habitaciones, pero a mi me dejaban entrar, pues les hacía todos los trabajos de carpintería. Cuenta una anécdota que cuando él estaba trabajando se le acerca una hermana, recién llegada y le pregunta si era de la colonia porque habla muy bien el alemán. Creía que eran alemán nativo…  

                                                          Los hermanos Detzel

Yo fui a colocar ventanas en la comisaria que estaba ubicada donde ahora vive Hugo Weispeck y nunca tuve ningún problema. Hice muchos trabajos en la iglesia, en la escuela parroquial, muchas casas domiciliarias y objetos (muebles bancos, bibliotecas, cajones, mesitas, etc.). Hice todos los bancos actuales que están en la iglesia ahora. La primer silla que hice fue que cuando yo llego a la casa de la abuela (su suegra)… (Habla en alemán) se trataba de estas sillas chiquitas de patas torneadas que de tanto arrastrarlo quedaban cada vez más bajitas…

Y los recuerdos afloran…


Cuando tenía 18 años, trabaje para mi padre hasta los 20 años, tuve que ir al servicio militar, estuve un año de cabo en Río Gallegos, ahí estaba la Base de los Zapadores, después pasé a Comodoro Rivadavia y salí antes por buena conducta pero me engancharon para cabo de reserva y ahí le empecé a mandar plata a mi viejo, ganaba 270 pesos por mes, le mande dos veces, 150 y 150 y cuando estuve yo de cabo, de soldado, me mandaba algo de dinero María. Catalina y yo fuimos los únicos que nos quedamos, los otros se fueron para Rio Negro…


Yo no fumo ni tomo, cuando estaba trabajando siempre escuchaba música. Y eso ayuda a la salud pues relaja a la vez. Hay otra gente que trabajando se arruina la salud… Cuando iba a la iglesia cantábamos “Grosser Gott”, pues estuve con el coro muchos años atrás (nombra en alemán toda la gente que estuvo con él en el coro).

Yo aprendí todo de mi papá, mi papa trabajaba la madera y el hierro, la fragua. Y yo los primeros años practicaba en un galpón que tenía una ventanas cuadradas chiquitas como las de antes 25 por 25, yo trabajaba sobre un tablón y con herramientas de mi padre. Un día que llega una señora para que papá le haga unas ventanas y papa dice que el ya no hacia mas ese trabajo pero que el hijo si, entonces me dice Cristina si le podía hacer esas ventanas y yo agarre el metro de papá tome las medidas, saque toda la masilla, y cobraba 25 centavos cada vidrio y cuando llego al taller le digo a papá te voy a apagar y él me dice si yo te cobro no te queda nada para vos… y eso fue mi primer cobranza de un trabajo y bueno así empecé yo…

(Continuará)
Publicar un comentario