Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 24 de marzo de 2012

Dialectos alemanes… 2ª parte



Utilizando como criterio la segunda mutación consonántica, los dialectos alemanes se dividen tradicionalmente en los siguientes tipos: septentrional o bajo alemán, meridional o alto alemán y alemán central. El primero se habla en el norte de Alemania, el segundo en el centro y el sur. Los términos "bajo" y "alto" son reflejo de la topografla predominante de estas zonas, la llana planicie del norte de Alemania en contraste con las altas tierras del sur. Estas tres divisiones principales tienen una amplia correlación con las realizaciones distintivas del sufijo diminutivo -chen o -lein, aunque no es inusual la subdivisión de estos grupos dialectales a partir de una gran diversidad de criterios.

El rasgo distintivo más acusado entre los diversos dialectos corresponde a la incidencia de la segunda mutación consonántica. En términos generales, esta mutación supone, en los dialectos del alto alemán, el cambio de las consonantes plosivas germánicas (p, t, k) por las (originariamente dobles) fricativas (ff, ss, xx) en posición post-vocálica media y final y por las africadas homorgánicas (pf, ts, kx) en posición inicial, tras líquidas y nasales y en geminación. El bajo alemán no presenta rasgo alguno de este cambio (excepto en el caso de los préstamos de origen alemán central y alto alemán) y básicamente conserva el sistema consonántico del germánico occidental. El alemán central puede considerarse como incluido en un estadio intermedio en el que algunas consonantes, pero no todas, han experimentado este cambio.

El alto alemán está integrado por:

·         el alamán o alamánico (llamado suabo (schwäbisch) en el noreste de la región), que se habla en las regiones meridionales de Baden-Württemberg y Alsacia, en el suroeste de Baviera y en las zonas germanófonas de Suiza que incluyen las ciudades de Basilea, Zurich y Berna; el siguiente texto es Juan 3:16 en este dialecto:
·         'So arg hot dr Herrgott d´Weld mega,
·         dass´r sein oiziga Sohn gea hot,
·         damit älle mo an en glaubet it vrlora gannt,
sondern s´ewige Läaba hant.'

El texto de Mateo 7:13-14 en el dialecto del cantón suizo Basel-Land sería:
'Gönget bym enge Törli yne. S Tor isch wyt und der Wäg isch breit,
wo in d Verdammnis füert, und scharewys gönge si döet durab.
Und s Törli isch äng und der Wäg isch schmal, wo suem Läbe füert,
und es sy wenig, won en finde.'
·        
el bávaro, que se habla en las regiones bávaras de Alemania suroriental, al este del río Lech, y al sur de Nuremberg, con la ciudad de Múnich, y en Austria, en la zona comprendida entre las ciudades de Innsbruck, Viena y Graz.

Un dialecto bávaro conocido como cimbro se habla en los pueblos italianos de Giazza en la provincia de Verona, en Roana, Mezzasela y Rotzo, en la provincia de Vicenza y en Luserna en la provincia de Trento. Se habló antiguamente en grandes regiones conocidas como comuni Sette (Sieben Gemeinden) establecidas en el siglo XII, incluyendo Roana y Rotzo así como Lavarone del cual Luserna fue fundada en el siglo XIII, habiendo sobrevivido sólo en Giazza hasta hoy. En Luserna, el cimbro es todavía la lengua de la comunidad de 500 personas, mientras que los doscientos en Giazza y los aproximadamente 1.500 en Sette son de mediana o avanzada edad. Aunque hay niños que aprenden cimbro en Luserna, la lengua no puede considerarse segura ni siquiera allí. Todos los hablantes fluyen en italiano y veneciano, sabiendo muchos alemán también, estando el moderno cimbro sometido a la fuerte influencia de esas lenguas. Aunque tiene presencia en la escuela y en los medios de comunicación, habiendo intentos de promocionarlo activamente, está amenazada.

Otro dialecto bávaro es el conocido como mòcheno, que ha sido hablado en el valle de Fersina en la provincia de Trento. Aunque hay informes que hablan de que todavía cuenta con 400 hablantes en Fierozzo, 1.000 en Palù y 460 en Frassilongo, en realidad parece ser una variedad de veneciano con mucha influencia germánica. De hecho algunas autoridades dan al mòcheno como extinguido.

Otro dialecto bávaro, conocido como gottscheerish, también denominado granish, se habló en Eslovenia septentrional, en la región de Gottschee (Kochevje), pero los hablantes fueron reubicados durante la Segunda Guerra Mundial y ahora están esparcidos por todo el mundo. Solo lo conocen ya algunos miembros ancianos de la comunidad en el exilio. Está seriamente amenazado.

·        el fráncico en sus dialectos, fráncico meridional, que se habla entre Karlsruhe y Heilbronn, y el dialecto fráncico oriental, que se habla en las proximidades de Nuremberg, Würzburgo, Bamberg y Fulda; también es parte del alemán superior el longobardo, que se habla en el norte de Italia, en su día ocupada por la tribu germánica longobarda, lo que únicamente queda registrado en una serie de topónimos. Este dialecto ofrece un enorme interés por ser el primer dialecto germánico documentado, (segunda mitad del siglo VII); aunque la mayoría los dialectos del alemán están documentados entre los siglos VIII y X.

El alemán central con: 

·         el franconio del Rin, que se habla en el Palatinado y Hesse, con las ciudades de Maguncia, Heidelberg, Fráncfort del Meno y Marburgo; 

·         el franconio del Mosela, que se habla a las dos orillas del río, cuyo centro es la ciudad de Treveris; 

·         el ripuarino que se habla entre Aquisgrán y Colonia; 

·         el turingio, que se habla en los alrededores de Weimar, Jena y Erfurt; 

·         el alto sajón, que se habla en Sajonia, con las ciudades de Dresde y Leipzig; y por último 

·         el silesio que se habla en la Alta y Baja Silesia, al noroeste y sureste de Wroclaw (antes llamada Breslau y hoy Polonia).


(Continuará)

Publicar un comentario