Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

lunes, 20 de febrero de 2012

Tras la huella de los alemanes del Volga, en tierra suarense




Michael Miller y Bob Dambach.


En el marco de los festejos por el  250º aniversario del comienzo de la historia de los alemanes del Volga» y los 125 años de la fundación de los pueblos alemanes en nuestro país, se filmará el año que viene un documental para revelar el patrimonio cultural que se mantiene intacto en el tiempo. Todo gracias a la buena predisposición del Sr. Intendente Ricardo Mocccero y las gestiones llevadas a cabo por Carlos Villar...

El mismo estará a cargo del director y bibliógrafo de la Colección del Patrimonio de los alemanes de Rusia, Michael Miller, miembro de la facultad y biblioteca de la Universidad del estado de Dakota del Norte en Estados Unidos.

Carlos Villar y Daniel Minig, responsables de la organización de las actividades que realizará el municipio en tan importante acontecimiento informó que Michael Millar junto a  Bob Dambach, director de Prairie Public Broadcasting (organismo público de radiodifusión con sede en Fargo, Dakota del Norte), estarán en  Coronel Suárez este fin de semana, desde hoy y hasta el lunes 20 de febrero, para conocer la comunidad hacer contactos entre los descendientes de inmigrantes de Alemanes del Volga que deseen participar en el documental,  principalmente a través de entrevistas personales, referidas a la historia y cultura de los alemanes de Rusia en la Argentina. 

Michael Miller nació y creció en una comunidad alemana-rusa de Dakota del Norte, Estados Unidos. Sus antepasados se instalaron allí, en 1880, provenientes de las aldeas que existían cerca de Odessa, Ucrania.
Es decir tiene el mismo tronco étnico-cultural de tantos descendientes de alemanes que habitan en los pueblos alemanes del distrito de Coronel Suárez. La única diferencia es el origen ruso: mientras sus abuelos vinieron de Ucrania, a orillas del Mar Negro, la mayoría de los colonos que se afincaron en el distrito, provenían del valle del caudaloso Río Volga.

Miller cultivó un fuerte interés por la historia de sus antepasados. Fue a través de su abuela materna y de sus tías que aprendió el idioma alemán, y en una escuela católica de la colectividad le incentivaron la importancia de conservar la memoria familiar y grupal. Con el propósito de preservar este legado, se ha dedicado a recopilar y documentar todo sobre él.
Actualmente es director y bibliógrafo de la Colección del Patrimonio de los Alemanes de Rusia. Además, está conectado con la Universidad de Dakota del Norte, que abrió un centro de recolección de registros de todo tipo, para salvar la memoria de este grupo étnico. El estadounidense se ha abocado en su país a realizar documentales fílmicos para rescatar esta memoria. Y como ahora elabora un nuevo trabajo, viajó a la Argentina para contactarse con los descendientes de alemanes-rusos y por Bob Dambach, director de Prairie Public Broadcasting (organismo público de radiodifusión con sede en Fargo, Dakota del Norte).

Un pueblo caminante 
¿Cuál es el ethos propio de los alemanes de Rusia? ¿Cuál es el rasgo caracterológico dominante de este grupo humano? Miller cree que nada los diferencia de los alemanes de Alemania, salvo una cosa: han debido moverse, peregrinar por distintos lugares, en pos de hallar una vida mejor. Los alemanes-rusos, por otro lado, se dicen a sí mismos que son un “pueblo en camino”. Y en ese ideal de estar mejor, hay una actitud de no conformarse con situaciones malas o mediocres, y de rechazo a toda resignación.
 
De hecho donde ellos fueron, se levantaron y prosperaron. Miller cuenta que esto mismo hicieron en Dakota, que era un territorio despoblado e inhóspito cuando llegaron.
 
¿Qué diferencia existe entre la colectividad que vive en Estados Unidos y la que existe en Argentina? En el país del norte los alemanes-rusos suman cerca de 5 millones de personas. En Argentina se calcula que hay 2,5 millones.
 
Vistos en proporción, en función de la población global de los dos países (Estados Unidos tiene 300 millones, Argentina 40 millones), Miller cree que en estas pampas debería ser mayor el impacto cultural de la colectividad. Sin embargo, él estima que los alemanes-rusos de Estados Unidos son más activos. Tienen producción universitaria y mediática de más escala, en orden a preservar y difundir la cultura étnica.
 
Como sea, cree que aquí en Argentina hay una marcada tendencia a preservar valores tradicionales propios de la colectividad, como la lengua y el folklore. Al tiempo que le llamó la atención el interés de los jóvenes por identificarse y conocer la cultura y la historia de sus ancestros.
 
Según Miller, las nuevas tecnologías de la comunicación están produciendo un renacer de la colectividad en todo el mundo. Este revival está íntimamente conectado a Internet, donde los descendientes de alemanes-rusos de distintos lugares del planeta, han encontrado un espacio para interactuar y conocerse.
El documental fílmico que se producirá el año próximo, para el cual está visitando Argentina y Coronel Suárez este fin de semana, pretende contribuir a acrecentar y difundir la historia y la cultura de los alemanes de Rusia.
 
Miller expresó su asombro sobre la afluencia de alemanes del Volga tanto a Argentina como a Brasil. A tal punto que está pensando en realizar un documental exclusivo sobre este grupo en Sudamérica. “Un gran desafío para mi fue localizar en Sudamérica asentamientos de alemanes que no sean del Volga, sino de otras zonas como Besarabia o el Mar Negro. Para hacer un documental sobre los alemanes del Volga, lo central será el financiamiento porque los documentales Y el Secretario del Municipio Sr. Carlos Villar logró que todo será financiado por la Universidad.
Especial de Hector Maier Schwerdt para el Diario Nuevo Dia
Publicar un comentario