Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

viernes, 20 de enero de 2012

Fue presentado en el Mercado de las Artes… “Lo que nos separa del otro lado”. Un libro de Sofía Schmidt...




Tres realidades que se entrelazan, una historia de amor y tragedia que nos deja una sensación demostrativa de lo importante que es apreciar la vida. La joven escritora señaló que “siempre intento dejar algo en los demás, una reflexión, un mensaje”. La acompañó el escritor  Héctor Maier Schwerdt.

Se llevó a cabo en la Sala Bicentenario del Mercado Municipal de las Artes, bajo los auspicios del Instituto Cultural, un acto mediante el cual se presentó el libro “Lo que nos separa del otro lado”, una novela donde tres historias se exponen paralelas y pertenece a la autoría de la joven escritora nacida en Pueblo San José Sofía Schmidt.

Secundada por Héctor Maier Schwerdt y un nutrido auditorio compuesto por vecinos de los Pueblos Alemanes, sus familiares, amigos y allegados, Sofía dio cuenta de su trabajo literario con certeras palabras donde detalló claramente los inicios de su vocación, destacó el estimulo constante y permanente de Héctor  y brindó detalles de esta novela que entrecruza tres historias que finalmente se unen en un final que resulta atrapante.

Entregó un ejemplar de su novela a Julio Losada y Nora Schwab, principales referentes del Instituto Cultural, a quienes agradeció su apoyo, y el evento contó además con la actuación de los jóvenes guitarristas Gonzalo Bahl y Jeremías Kaiser, pertenecientes a la Escuela Municipal de Música, quienes cerraron el acto. A su vez simultáneamente se agradeció a la artista plástica suarense Silvia Arroquy, quien expuso también parte de su obra, como realce del significativo acto cultural que se llevó a cabo. Sofía Schmidt tiene 24 años, es hija de Pedro Schmidt y Noemí Graff, cursó la Primaria en la Escuela Parroquial San José y concluyó el Secundario en el Colegio FASTA San José, para continuar estudios superiores en la ciudad de La Plata.


La novela transcurre en la ciudad de Salitres, donde tres historias se presentan paralelas. Tres realidades que se entrelazan. Una historia amor y drama que nos deja una sensación agridulce, intenta demostrar lo importante que es apreciar la vida.

Durante el acto Sofía estuvo acompañada de su madre y de su abuela, quienes muy emocionadas compartieron la felicidad de este momento importante y trascendente de la joven escritora, quien también agradeció el apoyo de su pareja.

El escritor Héctor Maier Schwerdt definió perfectamente la obra, la carrera de Sofía y su futuro, que resulta verdaderamente muy auspicioso, para lo cual el locutor Mario Álvarez dio lectura al escrito perteneciente al referente cultural mencionado, que señala: 

El comienzo de Sofía...


SIEMPRE: “Siempre lo bueno triunfa, hasta en las sensaciones más adversas, hasta en los momentos críticos. Y aunque todos conspiren en tu contra, siente el apoyo de aquellos amigos. No te rindas ante nada.
Siempre la verdad triunfa, aunque todos mientan y algunos lo crean. No te sientas fracasado ni te sientas destruido.
Siempre la verdad triunfa, aunque la corriente vaya en tu contra. Sólo hace falta voluntad y tus ganas de estar bien.
Y no hay lamentaciones porque siempre alguien sufre más. Y no hay reproches, porque todo depende de vos. No hay culpa para el entorno.
Siempre triunfa aquello que debe triunfar. Todo lo que va, vuelve. Todo lo que se da, se recibe. La vida da mil vueltas para llegar a ofrecerle el triunfo a lo bueno, lo sincero y lo bien hecho.
La vida es un torbellino: lo que perdiste hoy con paciencia te lo devuelve mañana. Siempre al final del partido lo bueno triunfa, lo bueno gana.

Con este poema conocí a Sofía, cuando tenía 17 años y cursaba sus estudios en el Colegio San José (FASTA) de Coronel Suárez. Y así lo escribía en el Suplemento: “Nuestra joven ya dio muestras de ser una excelente poetisa y escritora y de las buenas, no sabemos que le deparará el futuro, pero los poemas que publicamos en el Suplemento Nuestras Colonias son todos buenísimos. Son obras literarias plasmadas desde el alma, porque es desde el alma donde brotan los poemas y prosas narrativas más bellas. Son un canto a la vida, a la esperanza, a la naturaleza, al amor o sea todo lo que contenga “filosofía de vida” o como decíamos nosotros antiguamente “son escritos con moraleja”. Es un honor que siente “Nuestras Colonias” de exponer al lector sus poemas.

El libro y su filosofía..


Y hoy, 7 años después, Sofía volvió para que nos sorprenda y asombre otra vez presentando un libro. Que es un libro que trata sobre lugares y causas comunes produce fenómenos porque se mencionan todas las cosas anidadas en el intervalo que son irradiadas, es la entidad que éstas llevan. Algo cotidiano, vivido por tantos y tantos hombres o mujeres y les permite cargarla de vida. En la obra basta leer y convocar a la imaginación para percibir sus implicancias en todos los niveles de la persona. Y por otro lado, esa misma percepción con su carga distintiva inicia un viaje dentro del inconsciente de la persona y se aloja en un lugar preciso y produce un especial tipo de atención. Esta es una segunda recepción que involucra a su vez un aspecto beneficioso, un proceso balsámico en el ámbito donde se generan las ausencias y a través de similares situaciones.

Es el instinto admirable, inmortal de lo bello, lo que nos hace considerar la tierra como una apreciación superficial, como una correspondencia del cielo. La pasión inagotable que revela la vida, siendo la prueba más viva de nuestra vida. Y cuando esa narrativa exquisita llena de lágrimas los ojos, estas lágrimas no son prueba de un exceso de un dolor, sino más bien el testimonio de una melancolía que nos lleva la vida con sus misterios insondables.

Son los lectores que transforman un texto en pretexto. De ahora en más, es la lectura, nuestra lectura, la que acuerda –hermosa condescendencia- una razón de ser a la narrativa. Es por el camino que ellos marcan que el lenguaje entró, a su vez, en una galería de espejos, lugar simbólico de los amores no olvidados. El mundo propiamente humano es un estrecho desfiladero entre los abismos de lo cotidiano, apenas el rudimentario puente de palabras suspendido sobre lo innominado. 

Realmente es un libro fascinante, el arte de Sofía trasciende lo balsámico. Leer este libro es una especie de concomitancia. Como lo dice el mismo libro, los relatos suenan en uno moviendo sutiles o no tan sutiles aspectos sensibles. Es como un viaje por las posibilidades de uno; con sus propios medios; sin muchos resquemores ni tantos cuidados: es uno mismo quien tiene los recursos para transitar por la vida. Unas historias entrelazadas en todas sus facetas, en lo psíquico, en lo moral y en lo impalpable, todo ello desarrollado de forma sencilla, fresca y valiente por una joven y debutante autora. Tantas y tantas narrativas vinculadas y, ante todo y sobre todo, el “misterium tremendum” sobre la fina tela que “nos separa del otro lado”, que es la esencia de la obra.

Es un privilegio, mejor una sensación de encuentro esencial la que siento al exponer esta reflexión nacida de un deseo inextinguible. Y esta cavilación no nació por que la amistad que nos une sino porque así lo siente mi corazón” expresó Héctor Maier Schwerdt en este sincero mensaje que revela toda la dimensión de “Lo que nos separa del otro lado”. (La Nueva Radio Suarez)
Publicar un comentario