Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 1 de octubre de 2011

Kerb en Santa Trinidad (Colonia Nº1)… La Kerb marca un hito dentro de la historia cotidiana de la comunidad


 
Como otrora, allá lejos, en los albores de su fundación, la comunidad de Santa Trinidad volverá a cristalizar durante este fin de semana, la celebración máxima que distingue a todo pueblo de descendientes de alemanes del Volga. Exhibiendo en su realización la calidad humana de su gente y el cariño hacia las tradiciones que los ancestros nos legaron. Conservando intacta la llama de la fe: antorcha incólume que guía cada festejo de Kerb e ilumina al pueblo con su gracia divina…

Aunque la nueva colonia se denominó Santísima Trinidad, la iglesia fue consagrada en honor a Nuestra Señora del Rosario: fiesta religiosa que se conmemora cada primeros días del mes de octubre. Por eso es que los festejos von die Kerb von der Erst Konie se llevan a cabo en esa fecha…

Los primeros inmigrantes alemanes del Volga que colonizaron las tierras vírgenes en donde se yergue actualmente la entrañable Santa Trinidad, repitieron similar historia que la desarrollada por los fundadores de las otras colonias alemanas: emplazaron una cruz de madera en el sitio en donde hoy está erigida la iglesia, frente a la cual los colonos se reunían a elevar sus plegarias a Dios. Hasta el año 1889, en que se construye una capilla, la que permanece en pie hasta el año 1917, cuando se concluye el actual templo. Recién en esos momentos se decide derivar la capilla, que fue utilizada hasta ese día, siguiendo la tradición ancestral que aconsejaba que no debieran dejar pasar una sola jornada sin asistir a misa…



La tradicional Cruz

La celebración de la misa del domingo y fiestas de guardar como asimismo los grandes acontecimientos religiosos que tuvieran que ver con la historia de las colonias, siempre eran considerados por nuestros abuelos como el “día de la asamblea”, oportunidad en que al igual que los antiguos cristianos hacían memoria del misterio pascual del Señor. Y es así como siguiendo esta sabia premisa, cuando no había sacerdote que oficiara la Eucaristía, se reunían bajo la protección de la Santa Cruz para orar y cantar salmos y escuchar la Palabra de Dios que hombres muy dignos, elegidos con enorme celo, leían imbuidos de profunda solemnidad...
Estas ceremonias consagradas a adorar la Palabra de Dios siempre tuvieron una trascendencia fundamental en la historia de los alemanes del Volga. Tan importante que en el Concilio Vaticano II, el Obispo Jorge Kemerer (alemán del Volga), recomendó realizar las celebraciones de la Palabra de Dios porque son parte de una necesidad pastoral, no solo en aquellas regiones de misión sino también en aquellas regiones en donde los católicos viven en diáspora o donde ha disminuido el número de sacerdotes, citando a modo de ejemplo el modelo de nuestros ancestros cuando no había sacerdotes…
Como acontece año a año, las autoridades y entidades de la localidad elaboraron un extenso programa de actos, tratando de reflejar el quehacer institucional, social y cultural de la colonia.

Foto 1) María José Gaab, Flamante reina de Santa Trinidad
Foto 2) La Cruz original que data del año 1887 y la iglesia que fue consagrada en 1917
Publicar un comentario