Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

martes, 24 de mayo de 2011

Don Adán Urban (1898-1993) Historia de una familia inmigrante alemana del Volga (II parte)


Recuerdos de su hijo Alejandro…

Abuelos Urban-Roth arribados a la Argentina en el barco Wittekind el 11 de diciembre de 1901

Empezó a trabajar de peón en varios campos de sus parientes y amigos durante varios años, de a poco fue arrendando campo en la zona para la siembra de trigo y se fue asentando como agricultor, no sin antes dejar su sudor en las rejas del arado y sembraba el trigo para dar a sus hijos el pan de cada día

Arrendamiento…

Hasta que tuvo su primer contrato formal en el campo del señor José Gregorio Zuberbuhler dueño del campo "La Himalaya" ubicado en el Partido de Saavedra, Provincia de Buenos Aires con el que firmó el siguiente contrato: “Hemos convenido en las bases del presente contrato, en el cual se denominarán respectivamente el propietario y el arrendatario.  El propietario da en arrendamiento para agricultura y ganadería al arrendatario una fracción de campo formada por un lote del cuadro 37 A, según plano del mismo campo, con un área superficial de (180) ciento ochenta hectáreas, por el término de (4) cuatro años, a contar del 1 de marzo de mil novecientos veinticuatro

  Compra del campo propio…

 

 Después de ese arrendamiento y en base a las buenas cosechas obtenidas y su constante lucha pudo por fin llegar a acceder el campo propio, El Campo que compraron estaba dentro de la Estancia La Peregrina, en "La Angelita", a 10 Km. de Bordenave y Don Adam nunca le puso nombre. Tenían 500 a 600 ovejas y las esquilaban todos los años a tijera.

Arboles…

 

Cuando llegaron al campo, trajeron tamariscos del campo de Darregueira que alquilaban y así plantaron el cerco del lado oeste de la casa. También había sauces comunes enormes que yo caminaba por arriba y que con el tiempo se secaron, creo que también los habían traído del otro campo. Los eucaliptos de alrededor de la casa de mis padres los pusieron cuando llegaron, pero los que van de la casa al molino los plantaron cuando tendría 12 años, porque me acuerdo perfectamente cuando los regábamos con un carro con tanque tirado por un caballo que lo llenábamos en el tanque australiano. Había que hacer pozos de 1 metro y desde arriba aparecían las planchas de piedra. Teníamos además perales, manzanas, duraznos, membrillos, naranjos silvestres que no se comían, eran para cerco…

El agua…

La extracción de agua la hacíamos por medio de una perforación de 16 metros de profundidad sin encamisar. La tubería estaba armada en 2 tramos de 7 metros de 2 1/2" de diámetro con un pescador de 4" de diámetro de 2 metros de largo con 1 metro dentro del agua. No la apoyábamos en el fondo de la perforación para que no chupara arena y raíces. Además de contar con un tanque australiano tenía en la torre un tanque de 1000 litros que lo llenaba en un tiempo de 15 minutos y nunca faltaba el agua. En la parte inferior del pozo había 2 metros de agua dependiendo de la época podía llegar como mínimo a 1,20. En época de lluvias aumentaba el nivel. Los 2 tramos de cañería estaban roscados al medio y se levantaba de a un tramo con aparejo y sosteniéndolo en la estructura del molino. Al pescador se le cambiaba la suela periódicamente y se le arreglaban las válvulas superior e inferior. Mi padre con un motor de una cosechadora DEERING Nro2 motor marca F, a magneto, de cuatro cilindros lo adapto para bombear agua utilizando el molino. Por medio de unos brazos y engranajes y anulando dos cilindros del motor para que tenga menos fuerza. Hacía mover la varilla del molino y así extraer agua cuando no había viento…

Arada…

El primer arado que tuvimos fue un John Deere, era una de dos rejas primero y luego lo hicimos de tres. Ya lo teníamos desde que era chico. Era muy probable que mi padre ya lo trajera de otro campo y parece que cuando se casó “el padre se lo había regalado”. Esa herramienta y alguna otra más. Era totalmente de hierro, para clavarlo tenía una palanca con un resorte y engranaje dentado. Siempre lo tiraron con caballos, cuando tenía dos rejas lo tiraban con ocho caballos y cuando tenía tres rejas con diez caballos. Cuando compramos el primer tractor, en el ´60, lo adaptamos y lo usamos uno o dos años más…

Siembra…

 

Muy meticuloso con la siembra, hacía girar la rueda de la sembradora y contaba mil metros y cuantos kilos de semilla tiraba. Mi padre trabajaba con el INTA de Bordenave, le compraba semilla y sembraba franjas de dos hectáreas con distintas variedades de trigo y las cosechaba por separado anotando los rindes y fechas de siembra y cosecha. Luego a las variedades que mejor se adaptaban se las vendía o se las cambiaba a los vecinos.

Cosecha…

 

Un día estábamos cosechando y escuchó un golpeteo en el motor, nos mandó a todos los hijos a comer y él desarmó el cárter, saco una biela, le puso un cojinete usado y lo volvió a armar. A la tarde seguimos cosechando.







Ancestros…

“... mi mamá y mis tías recuerdan poco de nuestros ancestros y menos de la familia de Susana Roth. Por ejemplo cuentan que le preguntaban a nuestro bisabuelo que hacía en Kamenka, les decía que era cartero, llevaba cajas a otras Aldeas y pasaba por un arroyo que se congelaba tanto que cuando pasaba con el carro, la escarcha no se rompía y juntaba piedras para ahuyentar a los lobos.”

 (Continuará)

 

Publicar un comentario