Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 29 de enero de 2011

Recuerdos de la inafancia... 3ª parte


Tal vez los años transformen nuestras ideas, nuestros cuerpos. Sin embargo, en lo más auténtico del ser queda, quizá, la esencia. Esta es una oportunidad para reencontrarnos con esa persona que nos acompaña en la vida…




Años maravillosos…


Auuuchhh!!! como recuerdo esos años maravillosos de mi infancia, aunque a veces un poco en soledad por el trabajo de mis padres, pero feliz en compañía de mis hermanos y primos.

Recuerdo que mi juego favorito era en el patio de mi casa, recoger tierra y hacer pastelitos de lodo, que por cierto me quedaban redonditos, y una vez hechos los ponía en una madera a secar al sol, ahhhh!!! pero eso no era todo, ahora viene lo más divertido, una vez que se secaban al sol los pastelillos, que no se les ocurriera a mis primos hacerme enojar, porque venía la guerra y zassssss!! los agarraba a pastelazos obviamente quedan todos mis primos llenos de lodo que pues lo más seguro era que mi abuela salía y como siempre a regañar a la traviesa de la susy, pero no importaba, ya que ya les había dado una buena paliza con los pasteles, además de irme corriendo a mi refugio preferido que era mi árbol, trepaba y trepaba hasta lo alto y ahí nadie me alcanza.

Ayssss qué tiempos aquellos, ojalá aún existiera algún ese árbol en donde refugiarme cuando las circunstancias de la vida quieran tratarme mal, más sin embargo, recuerdo todos esos bellos momentos de mi infancia y me es mucho más fácil encontrar solución a mis problemas. Y así lo que más extraño de mi infancia es a mi papá, una pieza muy importante para que mi niñez fuera maravillosa e inolvidable!!!. 
                                                                                                                       Susana

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mi niño interior… todos llevamos un niño guardado en el corazón...

De mi infancia recuerdo las vacaciones con mis padres, que bien la pasábamos! Recorrimos muchos lugares, primero en carpa, después en tráiler y en casa rodante. Mis viejos siempre pendientes de nosotras dándonos todo su amor y colmándonos de besos y atenciones. 

Los cuentos del Abu, mi abuelo, eran una costumbre sagrada antes de irte a dormir. Los juegos con mi hermana, a la soga, el elástico, la maestra, la vendedora, eran tantos!. Mis mascotas: tuve gatos, perros, canarios. Todos especiales y con nombres humanos: Popea, Fermín, Julieta, Lola, siempre compañeros de juegos y aventuras.

Todavía conservo ese amor por los animales y se lo transmito a mi hija Carolina, todavía conservo los juegos de mi infancia y los practico con ella. Y todavía me siento como esa niña que fui con la capacidad de jugar sin vergüenzas y hacer payasadas. 

Seguramente por eso soy maestra jardinera para no olvidar a mi niña interna y abrirle la puerta para salir a jugar cada vez que ella quiera. Para todos los que aun conservan a su niño interior y para quienes no, déjenlo en libertad!! 
                                                                                                              Stella
Publicar un comentario