Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El poder de la FE… Der Wasser-Finder... Bruno Bineder… el detector de napas de agua subterránea. Epilogo


Adentrándonos en el mundo mágico de Bruno

Pero los que conocemos a Bruno vemos que se trata de una persona sencilla y ni mucho menos beneficiado por el hallazgo de ese tesoro, el futuro oro, que será el agua dulce… 

Para continuar, podríamos definir el término de ese ‘don’ del griego ‘rhabdos’ que significa "vara" y ‘manteia’ que significa "adivinación". Se define como antiguo método adivinatorio de aguas escondidas, y otros objetos, etc. a través de una varilla. De esta práctica se ocupa Bruno, el cual detecta manantiales, corrientes subterráneas de agua o incluso otras sustancias subterráneas…

Se entiende que esa persona, como a un sensitivo que está dotado de la facultad de percibir o detectar, la existencia de corrientes de agua, vetas y lagos subterráneos, etc. a cualquier profundidad. Trátese de una facultad supra-normal que se ha denominado con mayor precisión "geo-psicometría", que es el rastreo de la psiquis por el interior de la tierra. El dotado, emplea una varilla vegetal, que aparentemente sirve de estímulo para seleccionar el lugar indicado. Claro que nuestra etnia lo considera lo más normal, que existan esas personas que posean ese “don o arte”...


Así pues definiríamos como la técnica de la captación de ondas emitidas por todos los cuerpos, en la que se producen fenómenos "fisio-psicológicos" mediante el empleo de instrumentos adecuados (varillas) que generan respuestas convencionales, cuya interpretación permite al operador la ubicación, naturaleza, profundidad, composición y algunas propiedades de los cuerpos detectados. Podíamos decir que se trataría incluso de una sensibilidad especial, extraordinaria para emisiones de ondas eléctricas que otras personas no sienten.  Serían  pues los individuos o buscadores que localizarían manantiales, etc. por medio de una varilla, generalmente de madera de un árbol…

A pesar de que tenemos vestigios de conocimiento, que esa técnica ha sido utilizada en tiempos muy remotos, tales como en el caso de su aparición en el 2600 AC en China, y de su utilización por los egipcios, la eclosión potencial del uso de las varillas para detectar minerales y pozos subterráneos, se dará en el año 1430 y viene representado en un manuscrito alemán de un técnico de minas.  Así pues, en los comienzos de esta práctica su utilización fue más orientada hacia la localización de minas de carbón, que para lo que generalmente la sociedad de hoy en día, concibe el uso de este "arte", que es para la localización de aguas subterráneas…


Hay que significar una de las características más importantes de la práctica, con relación al mundo de la parapsicología y es que es uno de los pocos campos de lo paranormal, en el que pueden medirse los resultados obtenidos, si ya no de una forma empírica o en laboratorio, si de una forma relativamente práctica…


Observamos que la pericia ha sido, es y será utilizada para numerosos fines. Desde las primeras utilizaciones para determinar los pozos acuíferos, las enormes vetas de minerales de carbón, etc., hasta los fines médicos y terapéuticos. Pero sin duda, lo más curioso de las facultades que poseen los que tienen ese ‘don’, estaría lo que se denomina "tele-psicometría", que sería la determinación del paradero de un objeto, utilizando un plano o mapa detallado…

El grado de concentración mientras se realiza la búsqueda, debe ser total. Cualquier perturbación o distracción podría afectar al resultado. Quizás por ello, la naturaleza de Bruno es algo tan imprescindible para su resultado, pues someter al estudio a esa persona, podría alterar el éxito en la búsqueda… 

Conclusión al fenómeno

Hemos visto que la ‘técnica’, ha estado presente en nuestras culturas desde tiempos atrás. Ha sido utilizada para localizar aguas subterráneas, para determinar las vetas de las antiguas minas de carbón, para buscar objetos perdidos, para localizar cualquier tipo de minerales, para la medicina y la diagnosis de las enfermedades, para la arqueología, para encontrar a personas, animales o cosas extraviadas y para una larga colección de utilidades que algunas todavía están por descubrir...


Así pues creo que algo le debemos a ese ‘arte’, a ese ‘poder’ que tienen algunos seres humanos. Debemos por lo menos el respeto de creer en la posibilidad de su fundamento, a pesar de que no pueda ser experimentado en laboratorios, algo debe tener cuando tanto tiempo ha durado con su incógnita y en sus éxitos en busca de napas subterráneas, teniendo como testigos  los dueños o mayordomos de más de cien reconocidos establecimientos rurales de la zona, en el último año.
Publicar un comentario