Municipalidad de Coronel Suarez

Municipalidad de Coronel Suarez

Cooperativa Electrica

Cooperativa Electrica

sábado, 30 de junio de 2012

2ª parte de los “Amish”, una comunidad religiosa que vive del pasado…

Pero el distanciamiento con sus antiguos compañeros, y el esfuerzo por permanecer íntegros y sin la influencia exterior, fue una lucha que tuvieron durante décadas, pues muchos amish empezaron a mantener relación con bautistas, metodistas, cuáqueros y otros que se habían establecido allí. Mas tarde la llegada de menonitas también huyendo de Europa, significó otra influencia que iba cambiando el modo de vida tradicional de los amish, muchos abandonaron la vida comunal y se adhirieron a los menonitas que por otro lado también fueron acercando posturas a influencias pentecostales que iban surgiendo dentro del metodismo…
                                   Todos se ayudan unos a otros

Por ello, desde la década de los sesenta del siglo XIX, una conferencia general de las comunidades amish, decidieron establecer una estricta separación y aislamiento, que los hizo alejarse del uso de costumbres modernas y las nuevas tecnologías que iban surgiendo, lo que ha significado la visión común que hoy se tiene de estos. Unas comunidades viviendo en el pasado, sin hacer uso de los medios de transporte modernos, ni de técnicas modernas para el cultivo del campo, en algunos casos rechazando la electricidad, con las vestimentas de siglos pasados y anclados en un sistema de vida de épocas alejadas de la actual...

La vida en comunidad prevaleció su lucha por mantener la pureza y por ello evitaron introducir a miembros provenientes de otras naciones o razas, y de esa manera, no hacen prosélitos. Pero a menudo sus familias son numerosas y el crecimiento ha sido grande, pero ello ha hecho surgir problemas de mezcla entre familiares cercanos, trayendo numeroso defectos congénitos, por matrimonios consanguíneos…


La practica del bautismo adulto y voluntario, sigue siendo norma básica de los amish, de hecho hay un periodo de tiempo en el que los jóvenes en edad de decidir por bautizarse, pueden optar. Es el conocido por rumspring'e, derivado del término en el dialecto  alemán de corretear" o brincar…

Este es un periodo en la adolescencia de algunos miembros de los amish, que comienza alrededor de los dieciséis años y termina cuando el joven decide su bautizo dentro de la iglesia amish o elige abandonar la comunidad…

Sin embargo, no es una obligación, ni hay una invitación a hacer el “rumspring'e”, es simplemente una decisión personal, que muchos padres sufren cuando sus hijos llegan a esa edad. Sin embargo cabe decir que en la mayoría de los casos, estos jóvenes vuelven a su comunidad y aceptan el bautismo, integrándose de nuevo en su grupo. Pocos abandonan definitivamente la vida sencilla de la comuna…


Eso pese a la contrastada vida en sus comunidades, donde no existen las diversiones de las grandes ciudades; donde se ponen restricciones incluso a la apariencia física que presentan porque creen que cualquier miembro que despliega vivo interés en la apariencia mundana corre peligro, pues ese interés debe concentrarse en asuntos espirituales más bien que físicos…

Para esto suelen citar de las Escrituras, cuando estas dicen en 1 Samuel 16:7: "Jehová dijo a Samuel: 'No mires su apariencia ni lo alto de su estatura.... El simple hombre ve lo que aparece a los ojos; pero en cuanto a Jehová, él ve lo que es el corazón. También citan la carta de Pablo: Deseo que las mujeres se adornen en vestido bien arreglado, con modestia y buen juicio, no con estilos de cabellos trenzados y oro o perlas o traje muy costoso". (1 Timoteo 2:9.)…

No cabe duda que los amish han llevado al extremo las ideas de Menno Simons y Jakobo Hutter, pero han llegado hasta nuestros días, tras siglos de mantener elevadas y estrictas normas morales y de limpieza mental. Sus aldeas denotan la sencillez que según entienden tenían los cristianos de los primeros tiempos. Así en sus casas, no utilizan bombillas, sino lámparas de aceite; en vez de automóviles, utilizan carruajes tirados por un caballo, y en lugar de agua corriente, un pozo y un molino de viento. Tampoco suelen tener ni televisión, ni radio, ellos mismos cantan, aunque existen comunidades hasta donde el canto está prohibido. No hay teléfonos móviles o celulares…

Pero esa decisión de mantener una vida aislada, también afectó a otros grupos de menonitas, que aun conservando su identidad, se aislaron y formaron comunidades en el sur de América, imitando la vida sencilla de los amish…

(Continuará)
Publicar un comentario